Seleccionar página

Venezuela despide al maestro Fruto Vivas

Fuser News

23/08/2022
Venezuela despide al maestro Fruto Vivas
Sus obras arquitectónicas, humanistas, naturalistas y modernistas están enclavadas en las principales ciudades del país.

Raymar Vásquez Cervantes

El paisaje del arquitecto Fruto Vivas cambió este martes 23 de agosto, a sus 94 años de edad, sin embargo, su creación integradora forma parte del legado patrimonial de todos los venezolanos.

Su destacada pasión le permitió trabajar en 1955 con el arquitecto brasileño Oscar Niemeyer para el Museo de Arte Moderno de Caracas y, junto al español Eduardo Torroja, diseñó el Club Táchira.

Sus obras están enclavadas en las principales ciudades del país, la Iglesia de Santa Rosa, en Valencia;  el Hotel Moruco en Mérida; el Museo de Arte Moderno también en Caracas, la Iglesia del Santo Redentor en San Cristóbal; Hotel La Cumbre en Ciudad Bolívar; la Flor de los Cuatro Elementos en Caracas, entre otras.

José Fructoso Vivas Vivas, su nombre real, nació La Grita, estado Táchira, el 21 de enero de 1928, cursó estudios de Arquitectura en la Universidad Central de Venezuela, formó parte de la militancia política en el Partido Comunista de Venezuela (PCV) y fue reconocido con el Premio Nacional de Arquitectura de Venezuela en 1987.

En 2000 desarrolló la propuesta del pabellón de Venezuela para la Exposición Universal de Hannover, el segundo más visitado después del Pabellón de Alemania. La obra se trata de una flor de dieciocho metros de altura que sobresale del edificio y cuyos pétalos se abren y cierran según el estado del tiempo. Además, la ligereza de la estructura de acero y vidrio, la movilidad de la cubierta y el contenido de la exposición basado en la sociedad, tecnología y biodiversidad del país.

El modernismo forma parte de la caracterización de su obra, muchas de ellas con influencias humanistas, naturalistas, llenas de luz y con amplitud de diseños y espacios lo que le otorgó en 2014 el Premio Iberoamericano, por “su consecuente trayectoria de más de 60 años en el oficio de la arquitectura, tanto a nivel proyectual como docente; dejando un sólido legado en la investigación de temas referentes a la innovación y la sustentabilidad en la construcción, tanto en el ámbito público como en el privado”.

A propósito de la siembra del maestro de la arquitectura venezolana, diferentes autoridades del Gobierno Bolivariano se pronunciaron a través de las plataformas digitales para despedir a Fruto Vivas.

Asimismo, la Junta Directiva, diputados y demás trabajadores de la Asamblea Nacional de Venezuela lamentaron la partida física del gran arquitecto y ser humano, Fruto Vivas.

“Hoy se inmortaliza en todo lo que hizo, en todo lo que enseñó, en todo lo que amó. ¡Hasta cada rato maestro! Fruto Vivas encarnó en su obra y en su vida cotidiana los mejores atributos de la venezolanidad: curioso, creador, irreverente, valiente, defensor de la verdad y la belleza natural de la vida”, expresó en su cuenta de Twitter el ministro de Comunicación de Venezuela, Freddy Ñáñez.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias