Seleccionar página

Transición entre El Niño y La Niña traerá condiciones climáticas difíciles

Fuser News

09/02/2024
La transición entre los fenómenos El Niño y la Niña traerán condiciones climáticas difíciles en el Pacífico, trayendo lluvias e inundaciones en Asia y un clima más seco en América.
Autoridades meteorológicas de Estados Unidos (EE.UU.) indican que el fenómeno de El Niño ahora es "muy fuerte", dado que las temperaturas en la región del océano Pacífico (Australia el Sudeste Asiático y la India) promediaron dos grados más que la media durante tres meses.

K. Jiménez

La transición entre los fenómenos El Niño y la Niña traerán condiciones climáticas difíciles en el Pacífico, trayendo lluvias e inundaciones en Asia y un clima más seco en América.

Autoridades meteorológicas de Estados Unidos (EE.UU.) indican que el fenómeno de El Niño ahora es «muy fuerte», dado que las temperaturas en la región del océano Pacífico (Australia el Sudeste Asiático y la India) promediaron dos grados más que la media durante tres meses.

Los meteorólogos señalaron que se avecina un cambio hacia un episodio leve de La Niña, cuando las aguas superficiales del océano se enfrían frente a la costa tropical occidental de Sudamérica.

«La inmensa mayoría de los modelos meteorológicos apuntan hacia una Niña débil en la segunda mitad del año o hacia el último trimestre. Uno de cada 25 modelos meteorológicos muestra una Niña fuerte», afirmó Chris Hyde, meteorólogo de Maxar, con sede en EE.UU.

El año pasado, el fenómeno El Niño llegó luego de tres años consecutivos de La Niña, provocando un clima cálido y seco en Asia y lluvias más abundantes en algunas zonas de América, lo que impulsó las perspectivas de producción agrícola en Argentina y las llanuras del sur estadounidense.

La India, el mayor proveedor mundial de arroz, restringió las exportaciones del grano tras un monzón débil, mientras que la producción de trigo de Australia, segundo exportador mundial, se vio afectada.

Las plantaciones de aceite de palma y las explotaciones arroceras del sudeste asiático recibieron menos lluvias de lo normal.

Ventajas y desventajas

«Hipotéticamente, La Niña es obviamente muy buena para los cultivos australianos, pero realmente depende de cuándo caiga o no la lluvia», dijo Ole Houe, director de servicios de asesoramiento de la correduría agrícola IKON Commodities en Sidney.

«La lluvia tiene que caer antes de la siembra para que haya buena humedad en el subsuelo o regularmente durante la temporada de crecimiento», precisó.

En los países productores de arroz y aceite de palma, el tiempo húmedo podría aumentar los rendimientos, mientras que un monzón indio normal impulsaría la producción y los ingresos agrícolas.

Los climatólogos estadounidenses prevén la llegada de La Niña a finales del verano o principios del otoño en el hemisferio Norte.

«A medida que nos adentramos en la temporada de crecimiento, nuestras precipitaciones en todo el cinturón del maíz son principalmente impulsadas por tormentas eléctricas», dijo el climatólogo del estado de Iowa, Justin Glisan. «Si La Niña llega a finales de septiembre, principios de octubre, sería beneficioso».

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias