Seleccionar página

Tinder veta a Simon Leviev e iniciará una investigación por sus delitos

Fuser News

11/02/2022
Tinder también advirtió que iniciará una investigación interna a la luz de los documentos revelados en el documental y por la prensa.

A raíz del éxito mundial que tuvo el documental policiaco de Netflix “El estafador de Tinder”, la aplicación de citas ha decidido eliminar todas las cuentas creadas por Simon Leviev, hombre israelí que utilizó la plataforma para robar cerca de 10 millones de dólares a mujeres de toda Europa.

«Lo hemos eliminado permanentemente de Tinder», refiere un comunicado emitido por la aplicación. Un vocero de la empresa afirmó que el personaje no tiene ninguna cuenta activa, inclusive aquellas que fueron creadas con otros seudónimos fueron eliminadas.

Tinder también advirtió que iniciará una investigación interna a la luz de los documentos revelados en el documental y por la prensa, refiere Sputnik.

Simon Leviev, nacido como Simon Hayout, es un estafador profesional desde los 13 años. En su país, acumuló delitos por robo, falsificación y estafa. Los mismos salieron a la luz luego de que dos de sus víctimas, la noruega Cecilie Fjellhøy y la inglesa Pernilla Sjöholm, descubrieran su red de mentiras y las expusieran a la prensa, después de quedar ahogadas en deudas con distintas entidades bancarias.

Usando identidades falsas y haciéndose pasar por el heredero de un imperio de diamantes, Leviev quien actualmente tiene 29 años, incitaba a sus víctimas a creer que su vida corría peligro debido a los enemigos de su familia, que perseguían su gran fortuna.

Con sus excentricidades y atenciones, les hacía creer que su vida de “multimillonario” era genuina, pero después de meses todo cambiaba y comenzaban las amenazas.

El engaño no era sencillo de ver para las amigas y novias que habían acompañado al estafador durante meses en sus viajes y cenas lujosas.

Aunque la investigación emprendida por estas dos mujeres logró la detención de Leviev, y a pesar de tener denuncias en al menos 10 países europeos, la Intepol lo deportó a su país natal, donde fue condenado a tan solo 15 meses de cárcel, logrando salir en cinco por “buena conducta”. Actualmente está libre y sus víctimas continúan pagando las cuantiosas deudas provenientes de sus fraudes.

Su auténtica familia sigue residiendo en uno de los barrios más humildes de Tel Aviv, sin saber nada sobre él.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias