Seleccionar página

Tierras, DDHH, e igualdad de género, propuestas de Gustavo Petro, nuevo presidente de Colombia

Fuser News

19/06/2022
En su primer mensaje como mandatario electo, Petro afirmó que se tarda de un "día de fiesta para el pueblo", manifestando su deseo de que "tantos sufrimientos se amortiguen en la alegria que hoy inunda el corazon de la Patria".

Este domingo, Gustavo Petro, candidato por la coalición Pacto Histórico, obtuvo un inédito triunfo para la izquierda progresista en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Colombia, de acuerdo al conteo preliminar publicado por la Registraduría Nacional del Servicio Civil.

Con el 97.06% de mesas informadas, el organismo anunció que el candidato Gustavo Petro obtuvo el 50.57% de votos frente al 47,16% logrado por Rodolfo Hernández.

En el preconteo, se estimó el voto en blanco en 476.309 sufragios (2,25%) y la opción nula a 256.215 votos (1,19%).

Fiesta del pueblo

En su primer mensaje como mandatario electo, Petro afirmó que se tarda de un «día de fiesta para el pueblo», manifestando su deseo de que «tantos sufrimientos se amortiguen en la alegria que hoy inunda el corazon de la Patria», escribió desde su cuenta de Twitter.

Entretanto, el presidente saliente, el derechista Iván Duque, informó desde la red social que sostuvo una conversación telefónica con Petro, «para felicitarlo como presidente electo de los colombianos. Acordamos reunirnos en los próximos días para iniciar una transición armónica, institucional y transparente».

Por su parte, el candidato Rodolfo Hernández, reconoció inmediatamente el resultado adverso, deseándole a Petro «que sepa dirigir a su país, que sea fiel a su país. Muchas gracias a todos los colombianos», expresó.

Perfil

El exilio, la lucha armada y la persecución han marcado la trayectoria política de Gustavo Petro, quien fue electo este domingo como nuevo presidente de Colombia en su tercer intento por llegar al Palacio de Nariño.

El nuevo mandatario neogranadino es economista, administrador público, además de especialista en medio ambiente y desarrollo poblacional, y en 1978 ingreso a la guerrilla del M-19, donde desempeñó labores políticas que lo llevaron a la clandestinidad, hasta que fue capturado, torturado y condenado a un año y medio de prisión.

Luego de la desmovilización del M-19 en 1990, Petro se convirtió en uno de los asesores de los constituyentes de 1991, aunque su carrera política se remonta a 1984 cuando fue concejal, llegó a la Cámara de Representantes en 1991 y de ahí pasó al Senado, siendo el primer congresista en destapar las relaciones entre los políticos y los paramilitares.

En 2013, luego de un año al frente de la Alcaldía de Bogotá, fue destituido e inhabilitado políticamente por 15 años, pero en 2018 su caso llegó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que declaró responsable al Estado colombiano por las violaciones a sus derechos políticos.

Propuestas

Los principales planteamientos de Petro se han centrado en cinco pilares: reforma agraria para combatir el latifundio, cuidado del medio ambiente, igualdad de género y respeto a las minorías, cambios en los cuerpos de seguridad y más impuestos a los más ricos con miras a aumentar el Producto Interno Bruto (PIB).

1. Cambio del modelo económico: la propuesta de Petro y Márquez propone un cambio radical en el modelo económico que impulse la producción agropecuaria, promoviendo la igualdad en el derecho a la tierra y la formalización de la propiedad.

2. Cuidado del medio ambiente y cambio en la matriz energética: prevé medidas para proteger los ecosistemas y los recursos naturales, con una mención ampliada al agua, un recurso primordial para el ordenamiento del territorio.

3. Medidas para promover la igualdad de las mujeres para que tengan presencia en «el 50% de todos los cargos públicos en todos los niveles y las ramas del poder» y la creación de un Ministerio de la Igualdad encargado de articular las políticas vinculadas al género.

El programa del presidente electo plantea que las mujeres tengan acceso prioritario a la educación superior pública, el crédito y la distribución y formalización de la propiedad de la tierra, además de iniciativas para combatir los femicidios y despenalizar el aborto.

4. Cambios en las fuerzas de seguridad: desmonte del Esmad, fin al servicio militar obligatorio y la «desmilitarización de la vida social», con prevalencia de las autoridades civiles sobre las militares, además de formación en derechos humanos para los agentes del orden.

5. Reforma tributaria: impuestos a «las 4.000 más grandes fortunas de Colombia», con obligación de declarar las ganancias y la imposición de gravámenes sobre las mismas, apuntando hacia los llamados «activos improductivos», como los dividendos ylas transferencias al extranjero.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias