Seleccionar página

Suman 201 fallecidos por «ayuno mortal» en Kenia

Fuser News

13/05/2023
Hasta el momento se han localizado más de 50 fosas comunes y a algunos cuerpos se le extrajeron "ciertos órganos".

R. Vásquez

Tras casi un mes de investigaciones, la cifra de fallecidos por el presunto ayuno mortal de una secta cristiana en Kenia, ascendió a 201, luego del hallazgo de 22 nuevos cuerpos este sábado.

Autoridades kenianas confirmaron que casi todos los muertos fueron exhumados de tumbas y fosas comunes encontradas en el bosque de Shakahola, a excepción de unos pocos que murieron en los centros de salud.

Por su parte, la comisionada regional de policía de la Costa keniana, Rhoda Onyancha, informó que fue detenido otro sospechoso, con el que se llegan a 26 implicados en la «masacre de Shakahola.

Onyancha dijo durante una rueda de prensa que después de una semana de  excavaciones de las fosas comunes, la operación se reanudará este martes.

Entre los detenidos se encuentra el extaxista Paul Nthenge Mackenzie, de 50 años y supuesto pastor de la Iglesia Internacional de la Buena Nueva, que incitaba a sus seguidores a privarse de comida para «encontrar a Jesús».

Mackenzie se entregó a las autoridades el 14 de abril, cuando se produjo  el descubrimiento de las primeras fosas, desde entonces se han encontrado más de cincuenta.

Tráfico de órganos

De acuerdo con la agencia DW, entre los detenidos figuran miembros de una «banda de matones», que vigilaban que nadie rompiese el ayuno o intentase huir del bosque, precisó Onyancha.

Sin embargo, aunque las autopsias revelaron que la mayoría de las víctimas -entre ellas varios niños- pereció de hambre, también hay indicios de personas estranguladas, apaleadas o asfixiadas, según el forense del gobierno, Johansen Oduor.

Las experticias confirmaron que a algunos cuerpos se les habían extraído ciertos órganos, lo cual levantó sospechas de «un tráfico de órganos humanos bien coordinado que implica a varios actores».

El ministro del Interior de Kenia, Kithure Kindiki, instó a tratar esa sospecha «con cautela», dado que por el momento se trata «de una teoría en curso de investigación».

Onyancha señaló que se han recibido denuncias de 610 personas desaparecidas, algunas de ellas de aldeas cercanas al bosque de Shakahola, mientras que el número de personas rescatadas con vida se mantiene en 72.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies