Seleccionar página

Sequía en Somalia afecta por hambre a 8 millones de personas

Fuser News

17/10/2022
La organización humanitaria Oxfam Internacional estimó que “en el futuro cercano morirá una persona cada 36 segundos en los países de África Oriental, entre ellos: Kenya, Etiopía y Somalia”.

Meleán

Como advirtió en mayo pasado el Comité Nacional de Asistencia para la Sequía, presidido por Abdirahman Abdishakur Warsame, la sequía afecta a ocho millones de personas en Somalia.

El representante en la nación africana en la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Etienne Peterschmitt, confirmó que casi 8 millones de somalíes necesitan ayuda urgente para sobrevivir a la peor sequía de los últimos 40 años.

En ese sentido, explicó que “cuatro temporadas sucesivas de escasas precipitaciones en este territorio del Cuerno de África, con una población de más de 15 millones de habitantes, provocan la muerte del ganado y la pérdida de los cultivos”, lo que genera directamente crisis de alimentos.

Peterschmitt aseguró que la mitad de los somalíes padecerá hambruna sino se revierte la situación; teoría confirmada por la organización humanitaria Oxfam Internacional, que estimó que “en el futuro cercano morirá una persona cada 36 segundos en los países de África Oriental, entre ellos: Kenya, Etiopía y Somalia”.

Más hambruna cada año

En mayo, la sequía había afectado a 6,9 millones de personas en Somalia y desplazado a cerca de 685.000, y se temía por el aumento de este número que representaba el 50 por ciento de la población.

El país está registrando la peor sequía vivida desde 2011, cuando se vivió el fracaso de tres temporadas de lluvias consecutivas, lo que generó la destrucción de cabezas de ganado y cosechas enteras.

En noviembre de 2021, el Gobierno Federal declaró una emergencia por sequía y a finales del mismo año, más de 3,2 millones de personas se enfrentaban a una grave escasez de agua, alimentos y pastos.

La FAO advirtió que la crisis alimentaria mundial recrudeció en lo que va de año 2022, al pasar de 282 millones a 345 millones de personas con hambre.

Los especialistas coinciden en señalar al cambio climático, los conflictos humanos, las presiones económicas y las sanciones impuestas a algunos países como factores desencadenantes de esta situación.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias