Seleccionar página

Salvadoreña es condenada a 50 años por perder embarazo en una emergencia obstétrica

Fuser News

04/07/2022
El caso se remonta a junio de 2020, cuando Lesli sintió fuertes deseos de ir al baño y comenzó con el trabajo de parto, sin saberlo. En medio de la confusión, su familia llamó a la policía y luego la joven fue trasladada al hospital.

La justicia de El Salvador aplicó por primera vez en la historia la pena máxima de 50 años a una joven que sufrió de un aborto involuntario.

Lesli, originaria del oriente del país, proviene de una familia que subsiste del trabajo agrícola, es la tercera de siete hermanos y viven en situación de pobreza.

“Han denunciado que no tienen acceso a agua potable ni electricidad y no cuentan con una vivienda digna. En la vida de ella y su familia el Estado siempre ha permanecido ausente”, denuncia un comunicado de la Agrupación Ciudadana, organización que trabaja por la despenalización del aborto en el país.

El caso se remonta a junio de 2020, cuando Lesli sintió fuertes deseos de ir al baño y comenzó con el trabajo de parto, sin saberlo. En medio de la confusión, su familia llamó a la policía y luego la joven fue trasladada al hospital.

La joven estuvo en estado crítico por presentar complicaciones obstétricas y perdió el bebé. Pese a ello, la justicia salvadoreña abrió un juicio en su contra y un juez decretó su detención provisional.

“El proceso jurídico contra Lesli estuvo lleno de irregularidades y prejuicios, en ese sentido la defensa solicitó anular la etapa de instrucción debido a que el juez no admitió la incorporación de pruebas que demostraban su inocencia, por ejemplo, no valoró el peritaje social de medicina legal que evidencia la violencia de género a la había sido sometida”, refiere el texto de la organización.

De hecho, el día que emitió su veredicto, el juez le dijo a Lesli, «las madres son la fuente de protección de los hijos en cualquier circunstancia de la vida y usted no lo fue».

La Agrupación Ciudadana anunció que apelará la resolución contra Lesli, al considerarla no solo «desproporcionada», sino que «refleja el ensañamiento de la Fiscalía contra las mujeres empobrecidas que se enfrentan a emergencias de salud durante el embarazo.

El Salvador es uno de los cuatro países de América Latina que prohíbe el aborto sin excepciones, junto con Nicaragua, Honduras y República Dominicana.

A pesar de las excarcelaciones de algunas mujeres en los últimos dos años, el presidente Nayib Bukele negó la posibilidad de cualquier modificación de la Constitución a favor de la despenalización del aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias