Seleccionar página

Protestan en Reino Unido contra ley de reforma policial

Fuser News

15/01/2022
Protestan en Reino Unido contra ley de reforma policial
Las manifestaciones se realizaron en diversas localidades bajo el llamado a “proteger el derecho a protestar” y con carteles con el lema Kill the Bill, "Maten el proyecto de ley".

Raymar

Decenas de miles de personas protestaron este sábado en una veintena de ciudades del Reino Unido contra el proyecto de Ley de Policía, Delitos, Condenas y Tribunales que otorgaría más poderes a los cuerpos de seguridad para contrarrestar las manifestaciones callejeras.

Las multitudinarias protestas abarcaron desde Plymouth, en el suroeste de Inglaterra, hasta Cardiff y Edimburgo, en Gales y Escocia, respectivamente, además de Londres, Bristol y varios lugares más.

En esta capital, los manifestantes recorrieron el centro de la urbe detrás de una gran tela donde llamaban a “proteger el derecho a protestar” y con carteles con el lema Kill the Bill, «Maten el proyecto de ley».

La protesta pacífica, animada por tambores, se detuvo durante varios minutos frente a la residencia oficial del primer ministro Boris Johnson para exigirle también la renuncia, a raíz de revelaciones recientes de que sus ayudantes y asesores celebraron fiestas en Downing Street durante la cuarentena por la pandemia por Covid-19.

El recorrido de los manifestantes culminó frente a la sede del Parlamento, donde este lunes la nueva Ley de Policía, Delitos, Condenas y Tribunales será sometida a votación en la Cámara de los Lores antes de regresar a la de los Comunes para un debate final.

Sobre el proyecto de reforma

La propuesta otorgaría a las autoridades policiales el poder de fijar la hora de inicio y culminación de las protestas, determinar el nivel de ruido a partir del cual se les considera una alteración del orden público, así como el criterio de afectación a otras instituciones o ciudadanos.

Quienes se nieguen a acatar las órdenes de los cuerpos policiales podrían recibir multas de unos tres mil dólares y hasta penas de cárcel de acuerdo con la magnitud del desorden.

La Policía también tendrá mayor potestad para detener y registrar en las calles a las personas que le resulten sospechosas y aquellos que dañen estatuas y monumentos públicos enfrentarían hasta 10 años en prisión.

Se conoció que los laboristas se oponen a algunas de las secciones del proyecto de ley de seguridad, sobre todo las relacionadas con lo que algunos consideran un intento de criminalizar las manifestaciones, el Gobierno conservador lleva las de ganar a menos que el resto de los diputados opositores hagan un frente común el día de la votación final, refiere Prensa Latina.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias