Seleccionar página

Presos de EE. UU. deben hasta $249 diarios en la cárcel

Fuser News

27/08/2022
Los partidarios de esta política sostienen que el pago es una forma legítima para recuperar el dinero de los contribuyentes gastados en las cárceles, mientras los críticos dicen que es una segunda pena que dificulta la rehabilitación de los ex reos al endeudarlos de por vida.

Karen Jiménez

Todos los estados de Estados Unidos (EE.UU.), excepto Illinois y New Hampshire, tienen leyes de «pago por quedarse» que hacen que los presos paguen por su tiempo tras las rejas, con montos que pueden ir desde 5 dólares en Florida hasta 249 por día en Connecticut.

Según AP, los partidarios de esta política sostienen que el pago es una forma legítima para recuperar el dinero de los contribuyentes gastados en las cárceles, mientras los críticos dicen que es una segunda pena que dificulta la rehabilitación de los ex reos al endeudarlos de por vida.

Connecticut revisó su legislación este año y la derogó parcialmente, manteniéndola solo para los delitos más graves, como el asesinato, y eximiendo a los presos de pagar los primeros 50.000 dólares de los costos de su encarcelamiento.

La revisión entró en vigor el 1 de julio, y se estima que el estado deje de percibir unos 5,5 millones de dólares anuales debido al cambio, mientras que alrededor del 98% de los reclusos de Connecticut ya no tienen que pagar ninguno de los costos de su encierro después de salir, dijo el representante estatal demócrata Steve Stafstrom, demócrata de Bridgeport.

Desesperación

Sin embargo, el estado conservó su capacidad para cobrar algunas deudas de prisión que ya estaban en los libros antes de que cambiara la ley, lo cual pinta un panorama desalentador para personas como Teresa Beatty, quien hace dos décadas purgó dos años y medio por delitos relacionados con drogas y su casa fue embargada para satisfacer una deuda de 83.762 dólares.

Beatty, de 58 años, es parte principal en una demanda que desafía la ley estatal de Connecticut, y afirma que «no creo que sea correcto, porque siento que ya pagué mi deuda con la sociedad. Simplemente no creo que sea justo para mí pagar dos veces».

“Te arrastra de vuelta a la desesperación”, dijo Beatty, quien ha tenido otros roces con la ley desde que salió de la cárcel, pero también se certificó como auxiliar de enfermería. “Ahí es donde siento que estoy. Me siento sin esperanza. ¿A dónde voy? Todo este trabajo y siento que lo he hecho en vano”, se lamentó.

Mano dura

Estas leyes de pago se implementaron en muchas áreas durante la era de «mano dura contra el crimen» de las décadas de 1980 y 1990, explicó Brittany Friedman, profesora asistente de sociología en la Universidad del Sur de California, quien dirige un estudio de la práctica.

A medida que aumentaba la población carcelaria, los formuladores de políticas cuestionaron cómo pagar los costos del encarcelamiento. “Entonces, en lugar de aumentar los impuestos, la solución fue trasladar la carga del costo del estado y los contribuyentes a los encarcelados”, detalló la especialista.

Friedman especifcó que las leyes varían de estado a estado: en Connecticut, solo persiguen a los reclusos por el costo del encarcelamiento si ganan dinero después de salir de prisión, pero otros estados como Carolina del Norte, tienen leyes en los libros pero casi nunca las usan.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias