Seleccionar página

Pentágono alerta sobre “Síndrome de La Habana” sin saber exactamente qué es

Fuser News

07/10/2021
La Habana
En el 2017, el expresidente Donald Trump acusó a Cuba de un "ataque sónico" y retiró al personal diplomático de la isla.

Redacción Fuser News con información de HispanTV

El Pentágono lanzó una alerta al personal diplomático de Estados Unidos en todo el mundo sobre la extraña enfermedad que desconoce pero llama “Síndrome de La Habana”.

El Departamento de Defensa estadounidense (El Pentágono) advirtió a los diplomáticos y funcionarios de seguridad nacional que evacuen de inmediato los alrededores en que se encuentran si detectan un inicio repentino de presión, sonido o calor en la cabeza.

“Se le ha dicho al personal nacional y extranjero que esté alerta a los síntomas, cuya causa sigue sin explicarse”, dijo este miércoles un alto funcionario de la Administración de EE.UU., según medios locales.

La alerta se produjo en medio de los continuos registros de una rara enfermedad que los estadounidenses achacan al “Síndrome de La Habana” refiriendo que ha provocado la muerte de más de cien funcionarios diplomáticos del país norteamericano.

La semana pasada, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos dispuso la evacuación de uno de sus oficiales que estaba sirviendo en Serbia, por presentar una especie de ataque neurológico, relacionado con el “Síndrome de La Habana” que, de acuerdo con autoridades estadounidenses, apunta a diplomáticos y espías del país estacionados en lugares del extranjero.

Políticos, investigadores y expertos estadounidenses han especulado que la misteriosa condición fue causada por armas electrónicas. Sin embargo, la Administración estadounidense aún no sabe quién puede estar detrás de los supuestos ataques ni tiene certeza sobre cómo se están llevando a cabo, aunque recientemente Rusia fue señalada.

¿Qué es el Síndrome de La Habana?

El llamado “Síndrome de La Habana” o “ataque sónico” hace referencia a un conjunto de síntomas, entre ellos: dolores de cabeza, náuseas, pérdida de memoria, vértigo, sangre en la nariz y audición de sonidos extraños, declarados por el personal de las embajadas de Estados Unidos y Canadá en Cuba, que se remonta a fines de 2016.

El argumento sirvió de pretexto a la Administración del entonces presidente de EE.UU., Donald Trump (2017-2021), para el retiro de parte de su personal diplomático de la capital cubana en 2017.

Para octubre de ese mismo año, Trump acusó directamente a La Habana: “Yo creo que Cuba es responsable; sí, lo creo” y a principios del año 2018 el Departamento de Estado emitió un comunicado de alerta para no viajar a Cuba debido a una posible crisis sanitaria y retiró a buena parte del personal de la misión diplomática de La Habana, reduciendo la actividad de esta al mínimo posible.

Por su parte el gobierno de Cuba cuestionó las acusaciones por no haber ninguna prueba sobre la causa de las dolencias ni evidenciar ningún dispositivo que causara dichos síntomas al tiempo que el presidente Raúl Castro se ofreció para hacer una investigación respecto a los hechos suscitados.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias