Seleccionar página

Partido Republicano censuró a dos representantes por investigar ataque al Capitolio

Fuser News

04/02/2022
El Partido Republicano censuró a los representantes Liz Cheney y Adam Kinzinger por participar en investigación sobre el ataque al Capitolio.
En el ataque ocurrido el 6 de enero de 2021, cuatro personas murieron, un oficial de policía del Capitolio murió al día siguiente. Además, 140 policías resultaron heridos y cuatro más tarde se suicidaron.

Jiménez

Este viernes, el Partido Republicano censuró a los representantes estadounidenses Liz Cheney y Adam Kinzinger por participar en la investigación del Congreso sobre el ataque al Capitolio ocurrido el 6 de enero de 2021, calificando el hecho como «discurso político legítimo».

Según informó la agencia Reuters, Cheney y Kinzinger votaron a favor de acusar al expresidente Donald Trump por un cargo de incitación a la insurrección y son los únicos republicanos que participan en la investigación del ataque de la Cámara de Representantes.

En consecuencia, el Comité Nacional Republicano (RNC) aprobó una resolución que reprende a Cheney y Kinzinger por formar parte del comité selecto del 6 de enero, acusándolos de «participar en una persecución dirigida por los demócratas a ciudadanos comunes involucrados en un discurso político legítimo».

La resolución fue aprobada de manera abrumadora por voto de voz cuando 168 miembros del RNC se reunieron para su reunión de invierno en Salt Lake City.

Sin apoyo

El RNC acordó cesar el apoyo financiero a los congresistas, sin que eso implique su expulsión del partido, como se propuso inicialmente, y la sanción es una muestra del férreo control que mantiene Trump sobre el partido en miras a las elecciones de medio término que se realizarán el próximo 8 de noviembre.

Los republicanos tienen aspiraciones de retomar el control de la Cámara de Representantes y el Senado.

“Rehenes voluntarios”

La representante Liz Cheney afirmó que «los líderes del Partido Republicano se han convertido en rehenes voluntarios de un hombre que admite que intentó anular una elección presidencial y sugiere que perdonaría a los acusados del 6 de enero, algunos de los cuales han sido acusados de conspiración sediciosa».

Entretanto, Kinzinger, quien no es aspirante a la reelección, se defendió señalando que ha sido un republicano conservador desde antes de que Trump ingresara a la política, y prometió seguir «trabajando para luchar contra la matriz política que nos ha llevado hasta este punto».

Por su parte, el senador republicano Mitt Romney elogió a Cheney y Kinzinger como honorables en una publicación de Twitter, en la que escribió que “la vergüenza cae sobre un partido que censuraría a las personas de conciencia, que buscan la verdad frente al vitriolo”, escribió.

 

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias