Seleccionar página

ONU: Más de 5.000 millones de personas tendrán acceso inadecuado al agua en 2050

Fuser News

29/11/2022
En el informe se evalúan los efectos del cambio climático, medioambiental y social en los recursos hídricos de la Tierra.

Meleán

Un primer informe sobre el estado de los recursos hídricos mundiales de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), publicado este martes, alerta que actualmente 3.600 millones de personas tienen un acceso inadecuado al agua, como mínimo, un mes al año, y se prevé que esta cifra se incrementará a más de 5.000 millones de aquí a 2050.

Los resultados del estudio de la OMM, agencia de Naciones Unidas (ONU) con sede en Ginebra, Suiza, evalúan los efectos del cambio climático, medioambiental y social en los recursos hídricos de la Tierra. El objetivo de este balance anual es apoyar el monitoreo y la gestión de los recursos de agua dulce del mundo en una época caracterizada por la creciente demanda y el limitado suministro.

Entre 2001 y 2018, ONU-Agua reveló que el 74% de todos los desastres naturales estuvo relacionado con el agua.

En la reciente 27ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27), realizada en Egipto, se instó a los gobiernos a seguir integrando el agua en las iniciativas de adaptación, lo cual constituye la primera vez que se ha hecho referencia a este recurso renovable en un documento final de una Conferencia de las Partes.

En el informe se señala que, en grandes zonas del planeta, se registraron condiciones más secas de lo normal en 2021, un año en el que la distribución de las precipitaciones se vio influenciada por el cambio climático y el fenómeno de La Niña.

“Los impactos del cambio climático suelen manifestarse por medio del agua, con sequías más intensas y frecuentes, inundaciones más extremas, lluvias estacionales más irregulares y la aceleración de la fusión de los glaciares, y generan efectos en cascada en las economías, los ecosistemas y todos los aspectos de nuestra vida cotidiana”, afirmó el profesor Petteri Taalas, secretario general de la OMM.

Destacó que los datos recogidos en el informe orientarán las inversiones en las actividades de adaptación y mitigación vinculadas al clima, así como la campaña de la ONU que se centra en brindar un acceso universal en los próximos cinco años a las alertas tempranas de peligros, como crecidas y sequías.

Precisiones geográficas

Entre las zonas del planeta que registraron condiciones más secas de lo normal en 2021, la investigación resalta la zona del Río de la Plata en América del Sur, donde una sequía persistente ha afectado a la región desde 2019, el sur y el sureste de la Amazonia, y algunas cuencas de América del Norte, como las de los ríos Colorado, Missouri y Mississippi.

En África, algunos ríos, como el Níger, el Volta, el Nilo y el Congo, tuvieron caudales menores de lo normal en 2021. Asimismo, algunos ríos de partes de Rusia, el oeste de Siberia y Asia Central registraron caudales inferiores a la media el año pasado.

En cambio, la OMM observó caudales fluviales mayores de lo normal en algunas cuencas de América del Norte, el norte de la Amazonia y África meridional (Zambezi y Orange), así como en China (la cuenca del río Amur) y el norte de la India.

Etiopía, Kenya y Somalia han parecido varios años consecutivos de precipitaciones inferiores a la media, que han causado una sequía regional que incide gravemente en la producción de alimentos.

Almacenamiento de agua

En 2021, el almacenamiento terrestre de agua se clasificó como menor de lo normal (en comparación con la media calculada en el período 2002-2020) en la costa oeste de los Estados Unidos, la zona central de América del Sur y la Patagonia, el norte de África y Madagascar, Asia Central y Oriente Medio, el Pakistán y el norte de la India.

Por otra parte, el informe destaca que esta variable fue mayor de lo normal en la zona central de África, el norte de América del Sur, específicamente, la cuenca del Amazonas, y la región septentrional de China.

A más largo plazo, en el informe se señalaron varias zonas críticas con una tendencia negativa en el almacenamiento terrestre de agua. Entre ellas, se incluyeron la cuenca del río San Francisco del Brasil, la Patagonia, las cabeceras de los ríos Ganges e Indo, y el suroeste de los Estados Unidos.

En cambio, la región de los Grandes Lagos presenta una anomalía positiva, al igual que la cuenca del Níger, el Rift de África Oriental y el norte de la cuenca del Amazonas.

En general, las tendencias negativas son más fuertes que las positivas. Algunas de las zonas críticas se ven exacerbadas por la sobreexplotación de las aguas subterráneas con fines de riego. La fusión de la nieve y el hielo también tiene un impacto considerable en varias zonas, entre las que se incluyen Alaska, la Patagonia y el Himalaya, especifica el informe.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias