Seleccionar página

Ola de calor y sequía agravan peligro de incendios forestales en Europa

Fuser News

22/06/2022
La perspectiva de incendios forestales representa un reto para Europa, un continente en el cual se quemaron más de 11 mil kilómetros cuadrados de áreas verdes el verano pasado, cuatro veces el tamaño de Luxemburgo.

El inicio de este verano, marcado por una intensa ola de calor y sequía, ha puesto a Europa en alerta ante el peligro de incendios forestales, en medio de preocupaciones por el alto costo de los combustibles para los aviones necesarios para combatirlos.

Al respecto, Cathelijne Stoof, profesora de ciencias ambientales en la Universidad Wageningen de los Países Bajos, dijo que “gran parte del continente está en sequía”, citada por Espanol News.

Stoof calificó la perspectiva de incendios forestales como “muy desafiante en toda Europa”, un continente en el cual se quemaron más de 11 mil kilómetros cuadrados de áreas verdes el verano pasado, un área de más de cuatro veces el tamaño de Luxemburgo. Casi la mitad de los daños se produjeron en la Unión Europea (UE).

Sin embargo, el riesgo de incendios no se limita a países como España y a Portugal, sino que “los científicos nos advierten es que (los incendios) obviamente se dirigen hacia el norte y en países como el Reino Unido, en países como Alemania y en los países escandinavos”, dijo Catherine Gamper, especialista en adaptación al cambio climático de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

https://twitter.com/ocdeenespanol/status/1539231777696489474?t=8xeRRn98tM1uC1UIt9yOiA&s=19

Verano cálido y seco

El final de la primavera en el hemisferio norte marcó el inicio de un verano cálido y seco, afectado especialmente a países del Mediterráneo como España, donde las temperaturas superaron los 40 grados centígrados y se vive la ola de calor más temprana en 20 años.

El periódico El País, da cuenta de 11.000 hectáreas quemadas en Zamora, en la comunidad de Castillo y León, así como 3.200 personas evacuadas en Toledo, mientras que para Francia y Portugal, el pasado mes de mayo fue el más caluroso antes registrado.

“Como resultado del cambio climático, las olas de calor comienzan antes y se vuelven más frecuentes y severas debido a las concentraciones récord de gases de efecto invernadero que atrapan el calor”, dijo la Organización Meteorológica Mundial (OMM) la semana pasada.

Preparación ante el desafío

“Es muy difícil predecir incendios forestales”, dijo Marta Arbinolo, analista de políticas de la OCDE y especialista en adaptación y resiliencia climática.

“Sabemos que las previsiones meteorológicas pronostican que el verano de 2022 será particularmente cálido y seco, posiblemente incluso más que 2020 o 2021, que fue el verano más seco y cálido de Europa. Podemos esperar que el riesgo de incendios forestales en Europa durante el verano podría ser muy alto”, dijo Arbinolo.

La preparación para el combate de los incendios forestales sigue siendo un gran desafío pese a la planificación, la vigilancia de alerta temprana y los modelos de predicción, por lo que la UE está ampliando un grupo compartido de aviones y helicópteros de apoyo transfronterizo y se espera que se asocie con más naciones fuera del bloque regional.

Grecia, país que sufrió algunos de los incendios más devastadores de Europa en agosto pasado, comenzará a utilizar productos químicos ignífugos en gotas de agua este año, mientras que la UE enviará más de 200 bomberos y equipos de Francia, Alemania y otras cuatro naciones para permanecer durante todo el verano en el país helénico.

Temporadas más largas

“El concepto de una temporada de incendios está perdiendo su significado en este momento. Tenemos temporada de incendios todo el año”, dijo Víctor Resco de Dios, profesor de ingeniería forestal en la Universidad de Lleida, en la región de Cataluña, en el noreste de España.

“Los principales cambios que estamos viendo con el cambio climático es una mayor duración de las temporadas de incendios”, apuntó Resco.

Ante este escenario, Cathelijne Stoof concluyó que “el núcleo es la necesidad de una gestión integrada de incendios, la atención a los incendios durante todo el año en lugar de solo cuando está seco, y la inversión en la gestión del paisaje”, dijo.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias