Seleccionar página

Monarquía británica prepara traspaso del trono a Carlos III

Fuser News

09/09/2022
Monarquía británica prepara traspaso del trono a Carlos III
A partir de este jueves el príncipe de Gales será el rey Carlos III y su esposa será la reina consorte.

Raymar Vásquez Cervantes

Tras la muerte de la reina Isabel II este jueves 8 de septiembre, luego de un reinado de más de siete décadas, la monarquía británica trabaja en el traspaso del trono a su heredero, Carlos III, antiguo Príncipe de Gales.

Entre sus cuatro nombres Carlos Felipe Arturo Jorge, a partir de este jueves será el rey Carlos III y su esposa será la reina consorte, durante las próximas 24 horas Carlos será proclamado como rey en el palacio de St James en Londres, frente a un organismo ceremonial conocido como el Consejo de Ascenso.

Este está formado por miembros del Consejo Privado, un grupo de altos miembros del Parlamento, pasados y actuales, y también otros funcionarios civiles, altos comisionados de la Mancomunidad de Naciones y el lord alcalde de Londres.

Se espera que más de 700 personas asistirán a la ceremonia, sin embargo, es probable que el número de asistentes sea menor, considerando que en el último Consejo de Ascenso en 1952, hubo alrededor de 200 asistentes.

Protocolo

En la ceremonia, la muerte de la reina Isabel II será anunciada por el presidente del Consejo Privado, actualmente la parlamentaria Penny Mordaunt, y la proclamación será leída en alto.

Aunque el escrito de la proclamación puede cambiar, tradicionalmente ha consistido en una serie de oraciones y promesas, elogiando al monarca anterior y prometiendo apoyo al nuevo.

Luego, esta proclamación será firmada por un número de altos cargos como el primer ministro, el arzobispo de Canterbury y el lord canciller, refieren medios internacionales.

Proclamación del Rey

El Consejo de Ascenso se reúne nuevamente, normalmente un día después. En esta ocasión el rey sí asiste junto al Consejo Privado.

No hay «juramento» al comienzo del reinado del monarca británico al estilo de otros jefes de Estado, como el presidente de Estados Unidos. Pero sí hay una declaración pronunciada por el nuevo rey, en línea con una tradición que data de comienzos del siglo XVIII, en la que realizará un juramento para conservar la Iglesia de Escocia.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias