Seleccionar página

Milei apunta contra Venezuela mientras Argentina empeora sus índices económicos y sociales

Fuser News

01/04/2024
Este miércoles, el Gobierno argentino anunció que no renovará otros 15.000 contratos del sector público nacional que vencen el 31 de marzo, dentro de un universo de 70.000 convenios que serán revisados para analizar su posible discontinuidad.
El Presidente argentino arremete semanalmente contra alguno de sus homólogos.

R. Vásquez

En los últimos días el presidente argentino Javier Milei, emprendió una cruzada de críticas y adjetivaciones contra Gobiernos latinoamericanos y homólogos a los que considera «enemigos ideológicos».

Actitud a la que recientemente decidió sumar a Venezuela y su jefe de Estado, Nicolás Maduro, al que además de calificarlo de «dictador», le ha amenazado con su intención de promover medidas coercitivas contra la economía de la nación bolivariana.

“Si habría que avanzar en sanciones, yo no tendría ningún tipo de problemas”, anunció el mandatario argentino quien ha sido cuestionado por promover una diplomacia alejada del respeto a la soberanía, autodeterminación y libertad ideológica, política y económica de los países.

Este anuncio de Milei se suscita en medio de una crisis política y económica en Argentina como consecuencia de una serie de medidas liberales que se tradujeron en inflación.

Además de la caída del consumo, caída de la productividad y aumento de la pobreza en una economía que todas las calificadoras de riesgo y organismos financieros internacionales auguran que se contraerá.

“Nosotros levantamos esas banderas (sanciones) en todos los lugares”, señaló este jefe de Estado argentino, que en anteriores declaraciones a medios ha cargado contra otros homólogos de la región.

Calificó de «bruto» al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y de asesino y terrorista al referirse a Gustavo Petro, agregando que estos llevan a sus países a «un desastre económico».

Contrario a la afirmación de Milei, las economías de los países que señala muestran mejores índices y una estabilidad macroeconómica que Argentina está lejos de alcanzar.

Según las propias palabras de Mile, la «recuperación» de la nación austral, a la que somete a un programa de recortes, aumentos y despidos nunca antes visto, tardará no menos de dos años en dar las primeras muestras de estar saliendo de la crisis.

Al respecto, tras ser preguntado sobre esta amenaza del Presidente argentino, el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, fustigó estas declaraciones asegurando que Milei debería ocuparse «de los muchísimos problemas» que tiene Argentina.

Cabello recordó que lo dicho por Milei se enmarca en las acciones ya ejercidas por el extinto «Grupo de Lima», que recordó fracasó en su intento por derrocar al Gobierno venezolano mediante acciones injerencistas y de aislamiento político y económico.

«¿Dónde está el grupo de Lima? ¿Cuál fue el destino de los presidentes que estaban ahí?», interrogó al tiempo que le auguró el mismo destino a las acciones del mandatario argentino.

La ferocidad de Milei se produjo tras la decisión del Gobierno Bolivariano de prohibir el uso del espacio aéreo venezolano a las aeronaves que salgan desde territorio argentino o cuyo destino sea Argentina.

Cabe destacar que el Ejecutivo venezolano respondió a las medidas adoptadas por la administración de Milei en torno a la entrega del avión de la Empresa de Transporte Aerocargo del Sur, S.A. (Emtrasur) a Estados Unidos (EE.UU.) y su posterior destrucción.

El ataque de Milei contra sus pares latinoamericanos a los que adjetiva como «zurdos de mierda», se suma a los insultos proferidos contra el presidente chino, Xi Jinping.

Posteriormente, el mandatario argentino envió una carta a Xi Jinping para solicitarle un desembolso de 6 mil 500 millones de dólares en un crédito, petición que fue negada por el gobierno de Beijing.

A estas acciones, se le añade su incondicional apoyo al genocidio israelí contra los palestinos en Gaza.

También su manifiesta simpatía por el expresidente Donald Trump, en medio de la campaña para las elecciones en EE.UU., posición que no ha sido del agrado del jefe de la actual administración y candidato a la reelección, Joe Biden.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies