Seleccionar página

México asume presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU con un debate sobre corrupción e inclusión

Fuser News

10/11/2021
La nación se identifica como un guardián de la paz. El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador encabezó este martes el debate del Consejo de Seguridad sobre corrupción, desigualdad, inclusión y conflictos armados. 

Redacción Fuser News con información de Revista Diplomática 

México asumió este lunes la presidencia del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) durante el mes de noviembre, con un plan que invita a las naciones a trabajar de manera transparente.

La nación se identifica como un guardián de la paz. El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador encabezó este martes el debate del Consejo de Seguridad sobre corrupción, desigualdad, inclusión y conflictos armados.

López Obrador presidió la sesión junto al secretario general de la ONU, António Guterres, y propuso un plan global de lucha contra la pobreza, que permita una vida digna para 750 millones de personas que viven con menos de dos dólares al día, con el propósito de ser financiado, en buena parte, por las personas y corporaciones más ricas del mundo.

El Consejo de Seguridad lo integran 15 miembros, de los cuales Estados Unidos (EE.UU.), China, Rusia, Francia y Reino Unido son miembros permanentes con poder de veto. Mientras que los miembros no permanentes son elegidos por el pleno de la Asamblea General por períodos de dos años y representan a países de todos los continentes.

 México en el proceso de diálogo en Venezuela

El hecho de que México asuma la presidencia de este espacio de las Naciones Unidas pudiera repercutir de manera positiva en el proceso de diálogo entre el Gobierno Bolivariano y los diferentes sectores de la oposición de Venezuela.

La nación norteamericana ha jugado un rol fundamental en las negociaciones, actuando como sede para las delegaciones venezolanas, a través de la mesa de diálogo propuesta por Noruega, donde uno de los miembros plenos que representa al gobierno es el embajador Alex Saab, quien está secuestrado por Estados Unidos (EE.UU.) desde el pasado 16 de octubre.

México abrió las puertas del país para que ambas delegaciones puedan acordar mecanismos dentro del proceso de negociación y avanzar en soluciones en materia social, económica y política como principal promotor de la paz.

Actualmente, las jornadas de diálogo están suspendidas luego del traslado ilegal del diplomático venezolano, desde Cabo Verde hacia EE.UU.

«Nosotros aceptamos porque lo que buscamos es que haya diálogos y acuerdos entre las partes», dijo López Obrador, al inicio del proceso de diálogo. «Ojalá y se logre un acuerdo», añadió.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias