Seleccionar página

Médicos venezolanos regeneran pulpa dental con células madre

Fuser News

22/09/2022
Médicos venezolanos regeneran pulpa dental con células madre
El especialista señaló que las células se obtienen a través de una punción en la parte superior del hueso de la cadera, llamado cresta ilíaca.

Luisana Castro

Especialistas del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), desarrollaron un mecanismo para regenerar la dentadura dañada, a través del implante de células madre, proceso que se encuentra en fase experimental.

El doctor José Cardier, jefe de la Unidad de Terapia Celular -una las pocas de América Latina-, señaló que el procedimiento se realiza en Venezuela de manera gratuita. Se espera que al alcanzar un número determinado de pacientes pueda masificarse en hospitales y consultorios odontológicos.

En una entrevista para RT, Cardier explicó que esta experiencia de pulpa dental que le da vida a un diente ‘muerto’ y sin sensibilidad, se realiza mediante el implante de células estromales mesenquimales en el hueso de los pacientes, lo que la hace “única en el mundo”.

“Las células que usamos vienen de la médula ósea y no son del paciente, son de individuos sanos que no están relacionados con él. Esas células estromales mesenquimales no son rechazadas, por eso las podemos usar en otras personas. No solamente son utilizadas en endodoncia, también para casos de enfermedad periodontal y para regenerar piel en pacientes quemados”, indicó.

El especialista señaló que las células se obtienen a través de una punción en la parte superior del hueso de la cadera, llamado cresta ilíaca. “Introducimos una aguja y aspiramos médula ósea, que es como sangre, la llevamos a la unidad de terapia celular del IVIC”, detalló.

Cardier, también profesor de la facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y con más de 50 publicaciones en revistas internacionales, informó que esta unidad tiene doce años de fundada y es única en hacer tantos tipos de procedimientos de regeneración.

La Unidad de Terapia Celular se dedica a la investigación básica de células madre y a desarrollos tecnológicos para aplicarlos en pacientes que necesitan regenerar órganos y tejido. Además, es pionera en América Latina en la regeneración de hueso en las fracturas que no curan, en el tratamiento en personas con daños de cartílago en la rodilla y con quemaduras.

Proceso regenerativo

El investigador señaló que primero se realizan cultivos celulares lo que permite que las células estromales mesenquimales se multipliquen por millones.

“Las vamos guardando en tubitos, congeladas en nitrógeno líquido, y cada vez que las necesitamos, las descongelamos para usarlas en pacientes. Esa es la fuente, pero esas células pueden estar en otros lados como el tejido adiposo y la piel. En todos los sitios de nuestro organismo las tenemos”.

Enfatizó que una vez que se planifica atender a los pacientes que se han hecho tratamiento de conducto, son evaluados en el servicio odontológico del IVIC, que tiene microscopios adaptados para la especialidad de endodoncia.

“Un grupo de especialistas, bajo la dirección del endodoncista, abre otra vez el diente, lo limpia, lo desinfecta, coloca las células y cierra el conducto. A partir de esto se deja que comience a evolucionar”, puntualizó.

“Soy uno de esos pacientes al que le hicieron un tratamiento de conducto: no sentía nada, mi diente estaba muerto con una corona. Se pusieron células estromales mesenquimales en el conducto y se me regeneró la pulpa. Hoy tengo un diente vivo, con sensibilidad”, destacó el científico.

Finalmente, resaltó que todos los costos son financiados por el Estado, a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología, que provee todo lo necesario para hacer la investigación y los desarrollos.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias