Seleccionar página

Más de 1.000 muertos por inundaciones en Pakistán

Fuser News

28/08/2022
El último balance de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres (NDMA), publicado el domingo, precisó que 1.033 personas perecieron por las lluvias torrenciales desde junio, 119 de ellas en las últimas 24 horas.

Karen Jiménez

Este domingo el sur de Pakistán, golpeado por fuertes inundaciones que han dejado más de 1.000 muertos y espera más crecidas del río Indo tras las lluvias monzónicas y el deshielo de los glaciares motivado por el cambio climático.

El último balance de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres (NDMA), publicado el domingo, precisó que 1.033 personas perecieron por las lluvias torrenciales desde junio, 119 de ellas en las últimas 24 horas, informó AFP.

El Gobierno pakistaní estima que más de 33 millones de personas -lo que equivale a uno de cada siete habitantes-, se vieron afectadas por las lluvias de este año y cerca de un millón de casas quedaron destruidas o seriamente dañadas.

Estas lluvias monzónicas –que se producen cada año entre junio y septiembre– son comparables a las de 2010, en las que murieron unas 2.000 personas y se inundó casi una quinta parte del país.

 

Catástrofe inédita

Pakistán es especialmente vulnerable al cambio climático, y según la organización Germanwatch, está en la octava posición de los países más amenazados por los fenómenos meteorológicos extremos.

 

 

El viernes, el gobierno decretó el estado de emergencia y movilizó al ejército para hacer frente a esta «catástrofe de magnitud inédita», en palabras de la ministra del Cambio Climático, Sherry Rehman.

Extremos peligrosos

Maarten van Aalst, director asociado del Centro Climático de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, da cuenta de al menos 41 eventos meteorológicos extremos: ocho inundaciones, tres tormentas, ocho sequías, 18 olas de calor y cuatro olas de frío.

Estados Unidos, Chile, China, España, Francia, Italia, Alemania y el Cuerno de África han pasado de la sequía extrema durante los meses de junio y julio, a lluvias torrenciales con inundaciones de gran magnitud, debido a que la tierra está tan árida que no puede absorber el agua.

“Para ser sincero, a muchos nos sorprende lo rápido y lo intenso con que se está dando todo. Asusta la rapidez con que lo tenemos delante nuestro”, afirmó van Aalst, citado por Los Angeles Times.

 

La climatóloga interina de Kentucky, Megan Schargorodski, afirmó que «nos vamos de un extremo al otro. Es muy duro emocionalmente sobrellevar estos extremos y seguir adelante, desastre tras desastre”.

“Son condiciones extremas que se hacen cada vez más extremas”, dijo Gerald Meehl, del Centro Nacional de Investigaciones Climáticas, quien hace 18 años escribió algunos de los primeros estudios sobre climas extremos y cambios climáticos. “Todo esto encaja con lo que habíamos pronosticado”.

 

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias