Seleccionar página

“Manos fuera de África” pide el Papa Francisco

Fuser News

31/01/2023
"Es una tragedia que estas tierras y más en general todo el continente africano, sigan sufriendo diversas formas de explotación", lamentó el Papa.

Meleán

«Manos fuera de la República Democrática del Congo. Manos fuera de África. Dejen de asfixiar a África: no es una mina para despojar ni un terreno para saquear», exhortó este martes el Papa Francisco, jerarca de la Iglesia Católica, en el inicio de una visita a esta país situado en el corazón del continente africano.

El Sumo Pontífice enfatizó que el mundo rico tenía que darse cuenta de que las personas eran más valiosas que los minerales que subyacen en el subsuelo de su territorio.

«Es una tragedia que estas tierras y más en general todo el continente africano, sigan sufriendo diversas formas de explotación», lamentó el Papa, leyendo su discurso en italiano.

«El veneno de la codicia ha manchado de sangre sus diamantes», recalcó, refiriéndose específicamente al Congo, el segundo país más extenso del continente después de Argelia, que tiene algunos de los depósitos de diamantes, oro, cobre, cobalto, estaño, tantalio y litio más ricos del mundo, lo que aviva el conflicto entre las milicias, las tropas gubernamentales y los invasores extranjeros, señala nota de Reuters.

A su llegada al aeropuerto de Kinshasa, el Papa Francisco, de 86 años, recibió una de las bienvenidas más vibrantes de sus viajes al extranjero. Aproximadamente la mitad de la población del Congo, de 90 millones de habitantes, son católicos romanos.

En el palacio presidencial, el mandatario de la Santa Sede condenó «formas terribles de explotación, indignas de la humanidad» en el Congo, donde la gran riqueza mineral ha alimentado la guerra, el desplazamiento y el hambre.

Para agravar los problemas del país, en el este del Congo reina la violencia relacionada con las largas y complejas consecuencias del genocidio de 1994 en la vecina Ruanda.

El Papa criticó a los países ricos por ignorar las tragedias que se desarrollan en el Congo y en otras partes de África. «Uno tiene la impresión de que la comunidad internacional prácticamente se ha resignado a que la violencia lo devore (Congo). No podemos acostumbrarnos al derramamiento de sangre que ha marcado a este país durante décadas, causando millones de muertos», exhortó.

El viaje del Pontífice a África estuvo planteado originalmente para julio de 2022, pero se pospuso debido a una dolencia crónica en la rodilla del dignatario.

El miércoles, Francisco celebrará una misa en el aeropuerto de Kinshasa y se reunirá con víctimas de la violencia del este. Permanecerá en Kinshasa hasta el viernes por la mañana, cuando volará a Sudán del Sur, otro país africano que lucha contra el conflicto armado y la pobreza.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias