Seleccionar página

Macron insiste en reforma de pensiones pese a manifestaciones

Fuser News

23/01/2023
Los principales líderes de izquierda denuncian el "hartazgo" de los franceses y exigen al presidente Macron someter a referéndum su proyecto de reforma de las pensiones.

Raymar

El Gobierno del presidente francés, Emmanuel Macron, presentó este lunes el proyecto de reforma de pensiones que busca aumentar la edad de jubilación para los trabajadores del país europeo que ha provocado protestas masivas durante la última semana.

La polémica propuesta continúa en tránsito, sin embargo, los sindicatos anunciaron ampliar aún más las movilizaciones que ya paralizaron al país la semana pasada.

El aplazamiento de la edad legal de jubilación de los 62 a los 64 años, medida emblemática de la reforma, es rechazado por las organizaciones y movimientos sindicales, así como por la mayor parte de la oposición y, según las encuestas, una gran mayoría de los ciudadanos franceses.

Por su parte, el presidente Macron informó este el domingo que ya había mostrado lo que llamó «apertura» al programa para su segundo mandato que inicialmente preveía una edad de jubilación de 65 años, de acuerdo con Telesur, se negó a decir con claridad que mantendrá la edad de 64.

«Francia está por debajo de la media de la UE (en la edad mínima de jubilación). El actual sistema es insuficiente para frenar la degradación demográfica (cada vez más pensionistas y menos activos)», indicó el Ejecutivo, en uno de los extractos del proyecto filtrados por la prensa.

Asimismo, el gobierno francés argumenta que el régimen de jubilación actual es «deficitario y no tiene perspectiva de mejora a medio plazo», un argumento refutado por los sindicatos, los partidos de izquierda y la ultraderecha, quienes han prometido una firme oposición en las calles y en el Parlamento.

Protestas

Tras una  primera jornada multitudinaria, que reunió este jueves cerca de dos millones de personas en las calles París y otras ciudades, siguió una manifestación juvenil el  sábado, con próximas huelgas convocadas para el 31 de enero.

Medios internacionales destacaron la opción sin precedentes del Ejecutivo de recurrir al artículo 47.1 de la Constitución para adoptar rápidamente el texto también ha incomodado a numerosos diputados, así como a los propios sindicatos, pues vulnera la discusión parlamentaria.

El pleno de la Asamblea Nacional (cámara baja) comenzará a debatir el proyecto de ley a partir del 6 de febrero, antes de su llegada al Senado (cámara alta), mientras los partidos de izquierda y la oposición de extrema derecha ya anunciaron que votarán en contra.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias