Seleccionar página

Leyes de armas de Bolsonaro favorecen la delincuencia

Fuser News

21/09/2022
El año pasado, los asesinatos con pistolas y revólveres aumentaron 24% según datos del Ministerio de Salud, y la ONG Foro Brasileño de Seguridad Pública calcula que hay unos 4,4 millones de armas en manos privadas en Brasil.

Karen Jiménez

Las leyes de armas implementadas en Brasil bajo la gestión del presidente y aspirante a la reelección, Jair Bolsonaro, han favorecido el incremento de la delincuencia, y buena parte del armamento adquirido legalmente termina en manos de bandas criminales.

La Policía Federal y los expertos en seguridad pública del país amazónico consideran que el aumento de los crímenes cometidos con armas de fuego de alto calibre, como los rifles de asalto T4, son consecuencia inevitable de las políticas de Bolsonaro, reportó Reuters.

El año pasado, los asesinatos con pistolas y revólveres aumentaron 24% según datos del Ministerio de Salud, y la ONG Foro Brasileño de Seguridad Pública calcula que hay unos 4,4 millones de armas en manos privadas en Brasil.

 

 

Gatillar la violencia

La legislación bolsonarista llevó de 117.000 a más de 673.000 el registro de cazadores, tiradores deportivos y coleccionistas (CAC, en portugués) categoría que ya supera en número a los efectivos de la policía (406.384), de acuerdo al portal France 24.

«Hoy en día un civil puede comprar armas más potentes que las de la propia policía», afirma Bruno Langeani, autor del libro ‘Arma de fuego en Brasil: gatillo de la violencia‘, quien añadió que en el caso de los CAC, se liberó la compra de hasta 60 armas por persona y 30 pueden ser fusiles de asalto.

 

 

Nuevos bandoleros

La Policía Federal de Brasil se mostró en desacuerdo con el libre acceso a las armas, argumentando que el arsenal terminaría en manos de los delincuentes, tal como está ocurriendo en este momento.

«Constantemente tenemos problemas con las armas compradas por personas con permisos CAC. Lamentablemente, vamos a tener problemas con esto durante décadas», admitió de forma anónima un alto oficial de la Policía Federal.

Las pandillas «novo cangaco» han sido las principales beneficiadas, como lo demuestra un asalto a un camión blindado en diciembre de 2021, donde fueron robados casi 4,5 millones de reales (870 mil dólares), estableciéndose que una de las armas usadas fue un rifle de asalto adquirido por un titular de permiso CAC, según la policía civil del estado de Rio Grande do Sul.

En julio, la policía de Itajai arrestó a tres presuntos ladrones de bancos, a quienes se les encontraron dos pistolas, una escopeta y dos rifles T4, todos adquiridos legalmente por uno de los pandilleros registrados en el CAC, contó Eduardo Ferraz, el detective principal del caso.

Arma favorita

De todas las armas disponibles, la más buscada por los fanáticos y elegida por los gángsteres brasileños es el rifle de asalto T4, fabricado por la empresa carioca Taurus, y que llegó al mercado local en 2019 como resultado directo de las leyes de Bolsonaro.

Antes, un rifle de asalto importado de 5,56 milímetros equivalente al T4 costaba 60.000 reales (unos 11.600 dólares) en el mercado negro, según Ivan Marques, director de The International Action Network on Small Arms.

 

 

Pero ahora, cualquier persona registrada como CAC puede comprar legalmente un T4 «por 16.000 reales (unos 3.100 dólares) con garantía de fábrica». La empresa ha vendido unas 60.000 unidades de su carabina semiautomática, lo que ha ayudado a elevar el precio de sus acciones en torno a un 350 % desde principios de 2019.

 

https://twitter.com/DanielDonda/status/1461808008648957957?t=PWlTxtLVmh11JiCXDznAag&s=19

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias