Seleccionar página

Lasso decreta nuevo estado de excepción en cuatro provincias tras librarse de destitución

Fuser News

30/06/2022
Excepcion-Ecuador-Lasso-Protestas
La medida también ha incluido toque de queda en Azuay desde las 9PM, hora local, hasta las 5AM. Mientras que en Orellana y Sucumbíos, la restricción comienza desde la 7PM y en el caso de Imbabura no se aplicará esta medida.

Tras cumplirse 18 días de paro nacional popular, el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, decretó este miércoles un nuevo estado de excepción en cuatro provincias del país, el cual se mantendrá durante 30 días en Ias regiones andinas de Imbabura y Azuay y en las amazónicas de Sucumbíos y Orellana.

Luego de que el mandatario ecuatoriano se salvó de la solicitud de destitución en la Asamblea Nacional, la Secretaría de Comunicación de la Presidencia emitió un comunicado y según Decreto Ejecutivo N° 463, la medida obedece al propósito de «restablecer el orden público y garantizar la integridad ciudadana» ante la grave situación interna que se vive actualmente en esa nación.

«Esta decisión tiene el objetivo de recuperar el orden público, controlar situaciones de violencia, proteger áreas reservadas, asegurar la provisión de medicamentos, gases medicinales, oxígeno para hospitales y clínicas, combustibles, alimentos y la integridad de la ciudadanía», señala el comunicado.

En el texto también «se establece como zona de seguridad toda el área de influencia que comprende las zonas donde están ubicados los campos hidrocarburíferos y sus instalaciones, los bloques y complejos localizados en Orellana y Sucumbíos».

Toque de queda

La medida también ha incluido toque de queda durante toda la semana en Azuay desde las 9PM, hora local, hasta las 5AM, lo cual restringe el libre tránsito en toda la provincia. Mientras que en Orellana y Sucumbíos, la restricción comienza desde la 7PM y en el caso de Imbabura no se aplicará esta medida.

Esta decisión fue tomada y aplicada, a pesar de las múltiples denuncias contra el estado de excepción que fue decretado hace semanas en otras seis provincias, levantado justo cuando inició la sesión del Parlamento para evaluar la destitución de Lasso, lo cual incrementó la represión policial y las vulneraciones a los derechos humanos durante las protestas sociales, dejando un saldo de al menos cinco muertes confirmadas y cientos de heridos y detenidos.

Este sería el tercer estado de excepción que decreta el presidente ecuatoriano desde el comienzo del paro nacional indefinido, convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) el pasado 13 de junio, contra las políticas económicas del gobierno de Lasso.

Continúan las protestas

Organizaciones sociales, movimientos indígenas y sindicatos, han mantenido su posición de continuar con las protestas de manera indefinida, a pesar de lo decretado desde el Ejecutivo Nacional, hasta tanto éste no brinde soluciones a las 10 peticiones planteadas, de las cuales algunas ya han recibido respuestas parciales.

Dichas solicitudes se centran en gran parte a la reducción del 40 centavos de dólar de los combustibles subsidiados y el rechazo a la expansión de las actividades mineras y petroleras en zonas agricultoras e Indígenas.

En el marco de estas protestas, la Misión Internacional de Solidaridad y Derechos Humanos, que se mantiene en seguimiento del paro nacional, señaló que el Estado ecuatoriano ha cometido «delitos de lesa humanidad», que además de asesinatos, también incluye detenciones arbitrarias en las que hubo «tormentos, tratos crueles y degradantes y violaciones del derecho a la defensa».

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias