Seleccionar página

Laguna de Gómez en Argentina: De oasis a desierto

Fuser News

07/02/2024
Laguna de Gómez en Argentina: De oasis a desierto
La sequía de 2023 no solo devastó el ecosistema, sino que también impactó severamente la economía local.

S. Arias

La imponente Laguna de Gómez, ubicada en Junín, Argentina, se convirtió en un paisaje desolador de 6.000 hectáreas de tierra seca y agrietada, víctima de la sequía implacable que azotó la región durante los últimos tres años.

Lo que antes era un importante destino turístico de la provincia de Buenos Aires y un ecosistema vital para la región, ahora es un recordatorio de la fragilidad de nuestro planeta y la urgencia de actuar ante la crisis climática.

Las imágenes de la laguna son impactantes: un lecho seco donde antes navegaban botes y se pescaban peces, donde más de 250 especies de aves acuáticas y migratorias encontraban refugio y donde la vida brotaba en abundancia. Hoy, son solo malezas y juncos que resisten en un ambiente árido, un escenario que se repite en otras lagunas de la región, como Mar Chiquita, Carpincho y Los Patos en la nación suraméricana.

Preocupación por la producción

La sequía de 2023 no solo devastó el ecosistema, sino que también impactó severamente la economía local. La agricultura, principal actividad de la región, se encuentra en riesgo por la falta de agua y los productores temen por sus cosechas y por el futuro de sus familias.

Además, el calor extremo y la falta de agua perjudican los cultivos, lo que podría desatar una crisis hídrica que provocaría grandes pérdidas.

Recuperar la laguna será un proceso largo, arduo y costoso. Se necesitan medidas urgentes para la gestión sostenible del agua, combatir el cambio climático y concienciar a la población sobre la importancia de proteger nuestros ecosistemas y actuar ante la crisis climática.

El ciclo del fenómeno climático de «la niña» llegó a su fin. Debido a esto, se espera que durante abril, mayo y junio de este año las precipitaciones sean normales o superiores sobre las provincias del norte y noroeste del país, Córdoba, oeste de Santa Fe, este de San Luis, La Pampa y gran parte de Buenos Aires.

Según lo que vaticino Alejandro Signorelli, ingeniero agrónomo argentino, va a pasar un tiempo prudencial para que la laguna vuelva a la normalidad. «Posiblemente haya que esperar a la primavera próxima y al verano 2024-2025″, sentenció.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias