Seleccionar página

La ketamina causó muerte del actor Matthew Perry

Fuser News

15/12/2023
El artista tomaba infusión de ketamina como tratamiento experimental para la depresión.

K. Jiménez

El actor estadounidense Matthew Perry murió por los efectos agudos del anestésico ketamina, según los resultados de una autopsia realizada a la estrella “Friends”, difundida este viernes.

El Departamento Médico Forense del Condado de Los Ángeles dijo en su informe de que Perry también se ahogó en “el extremo calentado de su piscina”, pero la misma jugó un rol secundario en su muerte del 28 de octubre, considerada un accidente.

Allegados a Perry dijeron a los investigadores que el artista estaba recibiendo terapia de infusión de ketamina, un tratamiento experimental utilizado para tratar la depresión y la ansiedad.

Sin embargo, el forense determinó que los niveles de ketamina en su cuerpo estaban en el rango utilizado para una anestesia general en quirófano, y que su último tratamiento una semana y media antes no explicaría esos niveles, porque el fármaco normalmente se metaboliza en cuestión de horas.

Ketamina: ¿cuáles son los efectos de la droga que ‘engancha’ a los famosos?

Práctica riesgosa

El informe añade que la enfermedad de las arterias coronarias y la buprenorfina, que se usa para tratar el trastorno por consumo de opioides, también contribuyeron a su deceso.

Andrew Stolbach, médico toxicólogo de Johns Hopkins Medicine, analizó los resultados del informe para AP y dijo que la cantidad de ketamina detectada “sería suficiente para hacerle perder el conocimiento y perder la postura y la capacidad de mantenerse fuera del agua”.

«Usar sedantes en una piscina o jacuzzi, especialmente cuando estás solo, es extremadamente riesgoso y, lamentablemente, aquí fue fatal», dijo Stolbach.

Pasado complicado 

Perry fue declarado muerto después de ser encontrado inconsciente en su casa de Los Ángeles. El actor había consumido drogas en el pasado, pero «al parecer había estado limpio durante 19 meses», según el informe.

Su asistente dijo a los investigadores que Perry no había estado enfermo, no había presentado ningún problema de salud y no había mostrado evidencia de consumo reciente de alcohol o drogas.

La buprenorfina, utilizada en la adicción a los opioides y encontrada en niveles terapéuticos en la sangre de Perry, podría haber contribuido al problema respiratorio, según la autopsia, mientras su enfermedad coronaria lo habría hecho más susceptible a los efectos de las drogas.

Una mujer cuyo nombre aparece en la autopsia, dijo que había estado recibiendo infusiones de ketamina para su salud mental y que su médico había disminuido las dosis porque se sentía bien.

La ketamina es un potente anestésico aprobado por los reguladores de salud de Estados Unidos (EE. UU.) para su uso durante la cirugía, pero en la última década ha surgido como un tratamiento experimental para una variedad de enfermedades psiquiátricas y difíciles de tratar. -tratar afecciones, incluida la depresión, la ansiedad y el dolor crónico.

 

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies