Seleccionar página

La inocencia de Alex Saab | Por Indhriana Parada

Fuser News

29/03/2024
La inocencia de Alex Saab
Alex Saab demuestra que venció a la criminalización mediática, a los mercenarios comunicacionales que mintieron sobre él para dañar a Venezuela.

L. Castro

El 12 de junio del año 2020 fue el día en que inició el secuestro del diplomático Alex Saab,  que se extendió por 1.286 días, período en el que se desplegó una ardua campaña de descrédito internacional dirigida desde Colombia y EE.UU., con el objetivo de crear un asesinato moral para justificar lo que a todas luces era la peor violación a los Derechos Humanos de un hombre, pero también una grave transgresión a todos los convenios internacionales en materia de relaciones diplomáticas y a la soberanía de Venezuela.

El Complot

Contra Alex Saab y por supuesto contra el presidente Nicolás Maduro se desataron todo tipo de acusaciones y narrativas mediáticas que criminalizaban el verdadero trabajo del diplomático, ser un agente antibloqueo que partió a Irán para concretar la llegada a Venezuela de alimentos, combustible y las medicinas necesarias para combatir la pandemia del Covid-19 en los peores momentos del cruel bloqueo. En ese viaje humanitario, producto de un complot, fue interceptado en Cabo Verde por unos agentes dirigidos por Ulises Correia que lo esperaban con la misión de capturarlo.

Esta retención a simple vista ilegal se trató de justificar con una aparente orden de captura internacional que apareció milagrosamente un día después de tener raptado al diplomático, el milagro lo logró el entonces Secretario de Estado de EE.UU., el tristemente célebre Mike Pompeo, quien tuvo que realizar una llamada a Interpol de Lyon, Francia, para que aceptaran emitir la implorada alerta roja, pues se la estaban negando por tratarse de un caso notablemente político y así se les notificó, sin embargo, lamentablemente para la reputación de esta organización internacional, la misma sucumbió, contando también con la ayuda de la entonces directora de asuntos jurídicos Mary Rodríguez quien acababa de dejar un alto cargo en el Departamento de Justicia de EE.UU., así pues,  se forjó una notificación roja que cabe destacar, fue anulada tan solo 4 días después de su emisión.

Cabo Verde torturador

 491 días duró la primera etapa del secuestro en Cabo Verde en una pequeña isla llamada Sal, un sitio desconocido, hasta que decidieron usarlo como la sede de las peores torturas físicas cometidas al diplomático venezolano, lanzándose de esta manera al estrellato, atrayendo incluso turistas curiosos que visitaron ese lugar. La misión de Ulises Correia Primer Ministro de Cabo Verde y de José Luis Landim Fiscal General, era clara, doblegar a Alex Saab a través de torturas físicas y jurídicas con un proceso viciado, para que aceptara declarar en contra de Venezuela, pero Alex Saab se las puso difícil y lo único que lograron fue que el tribunal de la CEDEAO sentenciara 2 veces a favor del diplomático, ordenando a Cabo Verde liberarlo inmediatamente, no sin antes pagarle una indemnización por los daños sufridos, a pesar de esto, las autoridades caboverdianas como buenos sumisos no acataron estas decisiones. Desde entonces, Cabo Verde demostró  que aún no ha logrado su independencia plena y lamentablemente continúan colonizados ahora por el imperio gringo.

 La inocencia

El 16 de octubre del 2021 comenzó el segundo secuestro del diplomático, pero también la peor pesadilla para el departamento de Justicia de los EE.UU. Los 795 días que permaneció Alex Saab en EE.UU. iniciaron con la desestimación de 7 de los 8 cargos de los que se le acusaba, este sería el augurio de la victoria para el diplomático y para Venezuela.

Los fiscales estadounidenses trabajaron para tratar de armar un caso que no tenía ni una sola evidencia, ni una sola prueba mostraron contra un Alex Saab cada día más fortalecido y respaldado por una poderosa solidaridad mundial que se levantó denunciando su secuestro. El fracaso del caso contra Alex Saab le costó el trabajo a un secretario de defensa, y a un Fiscal Federal ante su imposibilidad de mostrar al menos una prueba creíble, viéndose impedidos incluso de poder iniciar un juicio penal.

Ahora, Alex Saab demuestra que venció a la criminalización mediática, a los mercenarios comunicacionales que mintieron sobre él para dañar a Venezuela, al odio injustificado de quienes tenían como tarea de vida agredirlo, con la satisfacción que da demostrar plenamente su inocencia y ver que aquel juez que un día firmó apresuradamente una decisión para negarle su libertad, hoy es el mismo juez que ha firmado la desestimación total de todos los cargos contra él. La verdad y la inocencia se impuso y podemos decir una vez más que “quien se mete con Venezuela, ¡se seca!”.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies