Seleccionar página

Juicio contra EE.UU. por la guerra del terror y la persecución de Assange

Fuser News

23/10/2021
Políticos, abogados, intelectuales y otros profesionales testificaron contra los Estados Unidos y Reino Unido por perseguir a Julian Assange.

Karen Jiménez

Redacción Fuser News

Políticos, abogados, intelectuales y otros profesionales testificaron contra los Estados Unidos y Reino Unido por perseguir a Julian Assange, desde que WikiLeaks revelara documentos oficiales sobre matanzas de civiles y otras graves violaciones, en una sesión del Tribunal de Belmarsh, que se celebró en Londres este viernes.

Edward Snowden se sumó por conexión remota desde Moscú, y justificó la masiva filtración, de documentos secretos por el «derecho a conocer lo que nos hacen y lo que nuestros gobiernos hacen en nuestro nombre».

Snowden, refugiado en Rusia, describió a Assange como «acérrimo defensor de la causa» e instó al público a abogar por los derechos del fundador de WikiLeaks. «Estamos presenciando el asesinato…. no solo de un ser humano, sino del interés público», denunció Snowden.

Muerte lenta

Yanis Varoufakis, exministro griego de Finanzas, coincidió en que intentan «matar lentamente a Julian y a otros filtradores» menos conocidos por descubrir «crímenes contra la humanidad perpetrados por nuestros líderes».

Ahora el tribunal pretende voltear la situación y llamar al banquillo de acusados a la administración estadounidense y a gobiernos como el del Reino Unido, que actúan con aparente complicidad en el proceso abierto contra Assange.

La iniciativa impulsada por la Internacional Progresista se inspira en el influyente tribunal popular contra EEUU, que auspiciaron el escritor francés Jean Paul Sartre y el filósofo británico Bertrand Russell y contó con la colaboración de intelectuales y expertos de 18 países.

Nexo histórico

El escritor e intelectual Tariq Ali ha conectado ambas experiencias.

«Julian expuso la llamada guerra contra el terror… debería ser un héroe, no un imputado de EEUU», dijo Ali, al tiempo que criticó la «brutalidad legal y judicial» que sufre el cofundador de WikiLeaks.

El tribunal de Belmarsh tiene el nombre de la cárcel de máxima seguridad de Londres donde Assange está retenido desde hace dos años y medio. Ganó en enero la primera batalla judicial contra la petición de extradición emitida por la administración de Donald Trump, más el presidente Joe Biden siguió adelante con el recurso de apelación y el juicio está listado para la semana próxima.

Eslabón débil

«Julian era un objetivo fácil», declaró Ewen MacAskill, periodista escocés. Corresponsal de Defensa e Inteligencia del diario The Guardian hasta 2018, y afirmó que «deberían premiarle por su coraje, pero le acusan de algo no diferente a lo que yo hice con Snowden», subrayó el reconocido reportero.

Varios testigos recordaron que El País, Le Monde, The New York Times y Der Spielberg, entre otros medios establecidos, publicaron información confidencial filtrada a WikiLeaks y ninguno de sus editores ha sido procesado.

«Su crimen es decir la verdad, exponiendo las atrocidades de la guerra del terror y la brutalidad del capitalismo. Si permitimos que le extraditen, nuestras libertades fundamentales que creíamos aseguradas estarían en peligro», advirtió el diputado laborista John McDonnell.

Complicidad británica

Para McDonnell, el «Gobierno británico es cómplice en la persecución de Assange», que supone una «mancha en la historia» del Reino Unido como defensor de los derechos humanos y la libertad de prensa.

A su vez, el abogado de Snowden, Ben Wizner, alertó sobre el «precedente peligroso» que la extradición del exdirector de WikiLeaks sentaría en el resto del mundo. Se perdería la base ética para negar la entrega de un periodista a cualquier país que lo reclame por publicar datos protegidos como secretos de Estado.

Stella Moris, abogada y pareja de Assange, aseveró que «podemos ganar si nos unimos en defensa de los derechos de Julian, que son nuestros derechos», dijo ante la veintena de miembros del Tribunal de Belmarsh.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias