Seleccionar página

Intimidación y extremismo electoral preocupan a votantes estadounidenses

Fuser News

26/10/2022
Dos tercios de los votantes registrados temen que los extremistas cometan actos de violencia después de las elecciones si no están contentos con el resultado, tal como ocurrió con el asalto al Capitolio para impedir la investidura del presidente Joe Biden el 6 de enero de 2021.

Jiménez

Dos de cada cinco votantes estadounidenses afirman estar preocupados por las amenazas de violencia o intimidación de votantes en los colegios electorales durante las elecciones intermedias del país.

Un sondeo realizado por la agencia Reuters y la encuestadora Ipsos también reveló que dos tercios de los votantes registrados temen que los extremistas cometan actos de violencia después de las elecciones si no están contentos con el resultado, tal como ocurrió con el asalto al Capitolio para impedir la investidura del presidente Joe Biden el 6 de enero de 2021.

Estos resultados ilustran una creciente de falta de confianza en las instituciones democráticas de la nación, luego de décadas de profundización del partidismo.

 

 

Temor en cifras

El 43% de los votantes encuestados estaba preocupado por amenazas de violencia o intimidación de votantes mientras votaba en persona. El temor fue más pronunciado entre los votantes demócratas, el 51 % de los cuales dijeron que les preocupaba la violencia, aunque el 38 % de los republicanos también expresó las mismas preocupaciones.

El 67% de los entrevistados dijo que les preocupaba que los extremistas cometieran actos de violencia después de las elecciones, incluidos aproximadamente tres de cada cuatro demócratas registrados y tres de cada cinco republicanos registrados.

Hasta el momento, más de 10 millones de personas ya han votado en las contiendas que darán forma al resto del mandato del presidente demócrata Joe Biden, quien exhibe altos niveles de desaprobación antes de cumplir la primera mitad de su mandato.

Posible fraude

La encuesta reflejó que una quinta parte de los votantes, específicamente uno de cada 10 demócratas y uno de cada cuatro republicanos, dijeron que no estaban seguros de que sus votos se contaran con precisión.

Justamente estas acusaciones de fraude electoral fueron las que empujaron a cientos de partidarios del expresidente Donald Trump irrumpieron violentamente en el Capitolio.

Asimismo, las posturas sobre la violencia política están divididas.

Mientras los defensores de los derechos de los votantes que acusan a los grupos de extrema derecha de enviar observadores electorales para intimidar a los votantes minoritarios alineados con el Partido Demócrata, los medios conservadores reprochan las protestas de sectores vinculados a los demócratas con las movilizaciones provocadas por el asesinato del afroestadounidense George Floyd a manos de un policía blanco.

 

 

«Tradición» democrática

Kathy Boockvar, ex funcionaria electoral de alto rango de Pensilvania, dijo que los temores de intimidación y violencia de los votantes van en contra de la «tradición» estadounidense.

“Nuestro país se basa en la democracia. Deberíamos estar entusiasmados con el día de las elecciones”, lamentó Boockvar, miembro del Comité bipartidista para Elecciones Seguras y Protegidas.

La desconfianza y polarización en la esfera política de EE.UU. ha aumentado durante el último medio siglo, al punto que una proporción cada vez mayor de padres afirman que no les agradaría que su hijo se casara con alguien del otro partido político.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias