Seleccionar página

Informe posterior al caso Floyd reveló patrón discriminatorio en Policía de Minneapolis

Fuser News

27/04/2022
El Departamento de Policía de Minneapolis, publicó un informe que reveló un patrón de discriminación racial.
El Departamento de Derechos Humanos inició su investigación apenas una semana después de la muerte de George Floyd el 25 de mayo de 2020, por la cual ha sido condenado el oficial Derek Chauvin, mientras otros tres efectivos policiales fueron condenados este año por violar los derechos civiles de Floyd en un juicio federal y enfrentan un juicio estatal a partir de junio.

Jiménez

Este miércoles, el Departamento de Policía de Minneapolis, Estados Unidos (EE.UU.), publicó un informe posterior al asesinato de George Floyd que reveló un patrón de discriminación racial que se ha establecido por al menos una década, manifestado en el elevado índice de arrestos y mayor uso de la fuerza contra personas afroamericanas y una cultura que tolera el lenguaje racista.

De acuerdo a Associated Press, la investigación fue difundida por el Departamento de Derechos Humanos de Minnesota, y abarca datos de los últimos 10 años, incluyendo paradas de tráfico, registros, arrestos y usos de la fuerza, con la revisión de unas 700 horas de video de cámara corporal y casi 480.000 páginas de documentos de la ciudad y del departamento de policía.

El Departamento de Derechos Humanos de Minnesota se encarga de velar por el respeto a los derechos civiles del estado, y uno de sus deberes es hacer cumplir la Ley de Derechos Humanos de Minnesota que, entre otras cosas, establece la ilegalidad de que un departamento de policía discrimine a alguien por su raza.

“La vigilancia basada en la raza es ilegal y daña especialmente a las personas de color y a los indígenas, lo que a veces les cuesta la vida a los miembros de la comunidad”, dice el informe.

Presión para un nuevo enfoque

Entretanto, varios miembros del Concejo Municipal y residentes de la localidad han presionado para reemplazar el departamento con una nueva unidad de seguridad que adopte un nuevo enfoque de salud pública más integral para la vigilancia, incluida la eliminación de un número mínimo requerido de agentes de policía, sin embargo, la idea fue rechazada por los votantes.

El alcalde Jacob Frey y la jefa Medaria Arradondo, antes de su retiro en enero, también realizaron una serie de cambios en las políticas y prácticas del departamento, incluido el requisito de que los oficiales documenten sus intentos de reducir las situaciones y que no detengan a los automovilistas por infracciones de tránsito menores.

Sin embargo, el pasado mes de febrero se desataron protestas luego de que agentes de policía que cumplían una orden de arresto dispararon y mataron a Amir Locke, un afroamericano de 22 años que se alojaba en el apartamento de su primo.

Los fiscales se negaron a acusar al oficial que le disparó a Locke, diciendo que el video de la cámara corporal lo mostraba apuntando con un arma al oficial, una afirmación que su familia cuestionó.

Redes sociales encubiertas

El informe señala además que los oficiales “utilizaron las redes sociales encubiertas para vigilar a las personas y las organizaciones afro, sin relación con la actividad delictiva, y mantuvieron una cultura organizacional en la que algunos oficiales y supervisores usan un lenguaje racista, misógino e irrespetuoso con impunidad”.

Al respecto, la comisionada de derechos humanos, Rebecca Lucero, dijo durante una conferencia de prensa posterior a la publicación del informe que no destaca a ningún oficial o líder de la ciudad.

El informe dice que la ciudad y el departamento de policía “no necesitan esperar para instituir cambios inmediatos para comenzar a abordar las causas de discriminación que debilitan el sistema de seguridad pública de la ciudad y dañan a los miembros de la comunidad”.

Informe “histórico y monumental”

Por su parte, el abogado nacional de derechos civiles Ben Crump y sus socios, que ganaron un acuerdo por 27 millones de dólares de la ciudad para la familia Floyd, calificaron el informe de “histórico” y “monumental en su importancia”.

“Hacemos un llamado a los líderes de la ciudad, el estado y la policía para que acepten el desafío de estos hallazgos y finalmente hagan un cambio significativo para crear confianza entre las comunidades de color en Minneapolis y aquellos que juraron protegerlos y servirlos”, dijeron los abogados en un comunicado. declaración.

El Departamento de Derechos Humanos inició su investigación apenas una semana después de la muerte de George Floyd el 25 de mayo de 2020, por la cual ha sido condenado el oficial Derek Chauvin, mientras otros tres efectivos policiales fueron condenados este año por violar los derechos civiles de Floyd en un juicio federal y enfrentan un juicio estatal a partir de junio.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias