Seleccionar página

Hallan antiguo anillo de oro con amatista posiblemente usado para evitar la resaca

Fuser News

09/11/2021
El anillo, de 5,11 gramos de peso, tiene incrustado una amatista púrpura en la parte superior y fue hallado cerca de los restos de una antigua bodega de vino. Los análisis confirmaron que la piedra semipreciosa está compuesta principalmente de sílice, un material característico de muchas joyas.

Redacción Fuser News con información de RT

Expertos en antigüedades de Israel descubrieron en un yacimiento arqueológico de la ciudad de Yavne, un antiguo anillo de oro adornado con una piedra semipreciosa que posiblemente era utilizado como medio para prevenir la resaca, anunció en un comunicado la Autoridad de Antigüedades de Israel.

El anillo, de 5,11 gramos de peso, tiene incrustado una amatista púrpura en la parte superior y fue hallado cerca de los restos de una antigua bodega de vino. Los análisis confirmaron que la piedra semipreciosa está compuesta principalmente de sílice, un material característico de muchas joyas.

Los expertos debaten sobre la antigüedad del hallazgo, debido a que la joya fue encontrada en un terraplén datado del final del periodo bizantino o inicios del periodo islámico temprano (siglo VII d. C.), pero debido a su belleza y prestigio, es posible que fuera traspasada de generación en generación durante siglos.

Ese tipo de objetos con incrustaciones de amatista eran conocidos en el mundo romano, por lo que se cree que perteneció a miembros de la élite que vivieron en la actual Yavne desde el siglo III d. C.

Un anillo para evitar la resaca

«La persona que poseía el anillo era adinerada y el uso de la joya indicaba su estatus y riqueza. Estos anillos podían ser usados ​​tanto por hombres como por mujeres», dijo Amir Golani, experto en joyería antigua. «La amatista es mencionada en la Biblia como uno de los doces tipos de piedras preciosas de las que estaba compuesto el pectoral ceremonial del sumo sacerdote» del antiguo Israel y a esa «gema se le han atribuido muchas virtudes, incluida la prevención del efecto secundario de la bebida: la resaca», agregó.

No se sabe con exactitud si el anillo servía para evitar intoxicaciones por beber mucho vino. “Probablemente nunca lo sabremos», comentó el director de excavaciones de la Autoridad de Antigüedades de Israel, Elie Haddad. «Es posible que el espléndido anillo perteneciera al dueño de la bodega, a un capataz o simplemente a un visitante desafortunado que dejó caer y perdió su precioso anillo», concluyó.

 

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias