Seleccionar página

Gobierno argentino decreta feriado nacional en solidaridad con Cristina Fernández

Fuser News

02/09/2022
En un mensaje a la nación, Fernández afirmó que el día será "para que en paz y armonía, el pueblo argentino pueda expresarse en defensa de la vida, de la democracia y en solidaridad con nuestra vicepresidenta".

Karen Jiménez

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, decretó este viernes 2 de septiembre como feriado nacional en solidaridad con la vicepresidenta Cristina Fernández, quien fue víctima de un intento de magnicidio la noche de este jueves, cuando llegaba a su residencia en el barrio Recoleta.

En un mensaje a la nación, Fernández afirmó que el día será «para que en paz y armonía, el pueblo argentino pueda expresarse en defensa de la vida, de la democracia y en solidaridad con nuestra vicepresidenta».

El gobernante señaló que se trata del hecho más grave ocurrido desde el regreso a la democracia al país, porque «se ha atentado contra nuestra vicepresidenta, la paz social ha sido alterada; la Argentina no puede perder ni un minuto más, no hay tiempo», aseveró.

Fernández hizo votos por «que la conmoción, el horror y el repudio que este hecho nos genera se conviertan en un compromiso permanente para erradicar el odio y la violencia de la vida en democracia».

 

Desterrar el odio

El jefe de Estado insistió en la necesidad de «desterrar la violencia y el odio de los discursos políticos y mediáticos, y de nuestra vida en sociedad», para lo cual convocó a la ciudadanía, dirigentes políticos y medios de comunicación «a rechazar cualquier forma de violencia».

«Necesitamos aislar, no convalidar y repudiar las palabras descalificadoras, estigmatizantes y ofensivas que solo nos dividen y enfrentan», instó Fernández.

Enfatizó que la sociedad argentina debe «recuperar la convivencia democrática que se ha quebrado por el discurso del odio que se ha esparcido por los diversos espacios políticos, judiciales y mediáticos».

«Podemos disentir, podemos tener profundos desacuerdos, pero en una sociedad democrática los discursos de odio no deben tener lugar porque pueden generar violencia, y no hay ninguna posibilidad de que la violencia conviva con la democracia», expresó.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias