Seleccionar página

Estudio revela que virus SARS-CoV-2 provoca muerte de células vasculares del cerebro

Fuser News

25/10/2021
De acuerdo con los expertos, cuando el SARS-CoV-2 infecta a un grupo de células llamadas endoteliales, este las “obliga” a producir una "especie de tijeras moleculares" a partir de su propio material genético.

Raymar Vásquez Cervantes

Redacción Fuser News con información de RT

El Instituto Nacional de Investigación Médica de Francia comunicó que un grupo de científicos, de diversos centros de investigación de Europa, descubrió cómo el virus SARS-CoV-2, causante del Covid-19, afecta importantes células vasculares del cerebro que juegan un rol fundamental en el correcto funcionamiento del órgano.

Luego de analizar los restos de pacientes que fallecieron a causa del Covid-19, los investigadores descubrieron que el patógeno había causado la muerte de células endoteliales, las cuales forman los vasos sanguíneos que aíslan al sistema nervioso central de moléculas potencialmente tóxicas y desempeñan un papel clave en la adecuada irrigación del cerebro.

De acuerdo con los expertos, cuando el SARS-CoV-2 infecta a un grupo de células llamadas endoteliales, este las “obliga” a producir una «especie de tijeras moleculares» a partir de su propio material genético, con las que «cortan una proteína llamada NEMO, esencial para su supervivencia», por lo que terminarán muriendo.

Igualmente, indicaron los científicos, una vez las células endoteliales de los vasos sanguíneos mueren, estos se convierten en algo conocido como «vasos fantasma», ya que, al quedar vacíos, pierden su capacidad de aislar al cerebro y la médula espinal de sustancias extrañas, lo que podría generar una serie de microhemorragias cerebrales.

De la misma manera, explicaron que, conforme aumenta el número de vasos fantasma, el flujo sanguíneo disminuye en las áreas afectadas, lo que origina que otro tipo de células cerebrales se vean privadas de oxígeno y glucosa, causando fallos que, en los casos más graves, podrían ser fatales, apuntan los expertos.

Vincent Prevot, coautor del estudio, explicó que el potencial daño cerebral y de las estructuras vasculares afectadas podría ser reversible, según han observado en el laboratorio. «Hemos visto en los hámsteres, que desarrollan formas muy leves de Covid-19, el fenómeno es aparentemente reversible, de manera que podemos esperar que también lo sea en los seres humanos», detalló.

Los resultados de la investigación, publicados recientemente en Nature, hacen cuestionarse a los expertos acerca de las consecuencias a largo plazo en los pacientes que contrajeron Covid-19 y su cerebro no fue correctamente irrigado. Situación que, sospechan, «podría predisponer a algunas personas que han contraído la enfermedad a desarrollar trastornos cognitivos, trastornos neurodegenerativos o incluso demencias».

 

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias