Seleccionar página

¿Es la Interpol el brazo largo de los regímenes opresores?

Fuser News

30/12/2021
¿Es la Interpol el brazo largo de los regímenes opresores?
El trabajo de la Interpol debe estar dentro del espíritu de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que exige juicios justos y libertad de expresión, y prohíbe las detenciones arbitrarias.

Raymar Vásquez Cervantes

Alexey Kharis, un hombre de negocios residenciado en California y padre de dos hijos, se encontró con un anuncio sorprendente: Rusia solicitaría un llamado global para su arresto a través de la Organización Internacional de Policía Criminal, conocida como Interpol .

«Oh, vaya», pensó Kharis, sorprendido. Todo lo que el hombre de 46 años sabía sobre Interpol y su búsqueda de los criminales más buscados del mundo era a través de novelas y películas. Trató de asegurarse de que las cosas estarían bien y que era solo una táctica intimidatoria de las autoridades rusas. Seguramente, razonó, la organización policial más grande del mundo no tenía ninguna razón para lanzar una búsqueda por él.

En los meses siguientes, Kharis continuó revisando la galería de la Interpol de miles de fugitivos internacionales. Finalmente se encontró con su foto policial, mirándolo como un criminal endurecido. «Dios mío», exclamó, aterrorizado, refiere el diario británico The Guardian.

Alexey Kharis

Alexey Kharis

“Este tipo es un terrorista; ese tipo es un asesino; este tipo secuestró niños, y ahí estoy yo”, recuerda haber pensado mientras revisaba el registro de la Interpol.

Fue mientras dirigía una gran empresa de construcción en Rusia que Kharis se encontró por primera vez en el lado equivocado de las autoridades. Su empresa, ZAO Rosdorsnabzhenie, tenía un contrato con el gobierno en 2010 para renovar los astilleros cerca de la ciudad de Vladivostok, en el extremo oriental. Dice que su socio comercial, Igor Borbot, le contó que funcionarios de alto nivel malversaron dinero del proyecto.

Kharis dice que fue atacado después de que amenazó con hablar públicamente sobre la corrupción ministerial y se negó a dar falso testimonio contra Borbot. Kharis dice que los agentes de la Oficina Federal de Seguridad de Rusia le dijeron durante el interrogatorio en 2013: «Tu compañero está cayendo, puedes ayudarnos o puedes bajar con él».

Había esperado, ingenuamente, dice ahora, que las investigaciones en Rusia limpiarían su nombre. El aviso de Interpol confirmó que estaba equivocado. Describió los principales cargos de fraude que conllevan una sentencia de prisión de 10 años, alegando que Kharis era parte de un «grupo criminal» que había robado decenas de millones de libras de su propia empresa.

Ted Bromund, quien testificó en el caso de Kharis en los Estados Unidos como testigo experto, pasó días examinando los archivos del caso y llegó a creer que los cargos eran infundados. “No parecen tener sustancia alguna”, dijo.

Bromund, especialista en asuntos internacionales, concluyó que este era el último de un patrón de intentos rusos de convertir la Interpol en armas con solicitudes inventadas para arrestar a sus ciudadanos. Según la organización estadounidense de derechos humanos Freedom House, Rusia es responsable del 38% de todas las notificaciones rojas públicas .

Lejos de indicar que Kharis había cometido un delito, escribió Bromund más adelante en su testimonio, el aviso «solo prueba que la Federación de Rusia llenó el formulario de Interpol correspondiente «. Interpol se negó a comentar sobre el caso de Kharis, más allá de confirmar el estado de su notificación roja.

Sin embargo, las autoridades de inmigración estadounidenses no compartieron esta opinión sobre la solicitud de Interpol. El Departamento de Seguridad Nacional lo utilizó para argumentar que Kharis era un «riesgo de fuga» y fue detenido en San Francisco en 2017. Kharis pasó los siguientes 15 meses en las prisiones de California.

Su esposa, Anna, publicó un blog durante este tiempo. “Siguieron muchas lágrimas y noches de insomnio”, escribió sobre su detención, y les dijo a los niños que su padre estaba de viaje de negocios. Ella describe a Kharis como «un padre cariñoso» que «pasaba la noche meciendo la cuna y luego se iba a sus negocios temprano en la mañana». Llamó todas las noches para decirles a sus dos hijos pequeños que todo estaba bien. Pero sin fecha de liberación, la prisión pasó factura.

Brazo ejecutor de la Interpol

Interpol, que se proyectó por primera vez en 1914 y se estableció en 1923, en gran parte para evitar que las personas cometieran delitos en un país y huyeran impunemente a otros lugares.

Destaca el medio que la organización es mal utilizada por regímenes opresores: en 1938, los nazis derrocaron al presidente de Interpol y luego trasladaron la organización a Berlín. La mayoría de los países se retiraron y dejó de existir como organización internacional hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

Los 194 estados miembros apoyan la búsqueda de criminales de guerra, capos de la droga y personas que han evadido la justicia durante décadas. Sus avisos rojos se consideran una herramienta vital y lo más parecido a una orden de arresto internacional, que lleva a la ubicación de miles de fugitivos cada año.

Los sujetos de aviso rojo han incluido a Osama bin Laden y Saadi Gaddafi. A medida que los delincuentes se mueven por un mundo cada vez más interconectado y los incidentes terroristas aumentan, el uso del sistema de Interpol se ha multiplicado.

En las últimas dos décadas, las notificaciones rojas se multiplicaron por diez, de unas 1.200 en 2000 a casi 12.000 el año pasado.

Se conoció que también existen otras formas de avisos de Interpol, como amarillo para niños desaparecidos y negro para cadáveres no identificados.

“Tratar de manipular a Interpol es una característica de la represión transnacional, en la que los países extienden su alcance en el extranjero para silenciar o apuntar a sus adversarios. Las tácticas van desde asesinatos, envenenamientos y desmembramientos hasta chantajes, espionaje de los teléfonos de ciudadanos en el extranjero y amenazas a las familias que quedan. Los métodos pueden diferir, pero están destinados a enviar un mensaje igualmente amenazador en una era de movimiento global: puede salir de su país, pero aún puede ser castigado”.

Notificación roja

El destino de un sujeto con notificación roja puede variar enormemente. Algunos países ven los avisos rojos como un sistema de alerta, mientras que otros las tratan como órdenes de arresto, encarcelamiento de personas o cooperación con los procedimientos de extradición en su contra. Las personas pueden ver congelados sus activos, confiscar sus pasaportes y restringir sus movimientos, así como el daño a la reputación de ser designados como delincuentes internacionales.

Hakeem al-Araibi

Hakeem al-Araibi

Algunos se enteran por primera vez de su estatus de “solicitado” por la Interpol cuando cruzan una frontera. Para Hakeem al-Araibi, un futbolista bahreiní que vive como refugiado político en Australia, estaba de luna de miel en Tailandia en 2018 y fue arrestado con su esposa después de que Bahrein –país del Medio Oriente- emitiera un aviso de Interpol acusándolo de vandalismo.

Situación similar a la vivida por el diplomático venezolano Alex Saab, contra quien no existía ninguna orden de Interpol, sin embargo, fue retenido arbitrariamente durante más de un año en Cabo Verde y trasladado ilegalmente hasta Estados Unidos en octubre de este año, incumpliendo los preceptos del Derecho Internacional.

Acusados injustamente

Michelle Estlund, abogada de Florida que representa desde hace 12 años a clientes acusados injustamente y buscados a través de Interpol.

Reseña The Guardian que “una mujer venezolana que se enfrentaba a un aviso rojo que la acusaba de fraude buscó la ayuda de la abogada penalista”, no obstante “Estlund inicialmente se negó”, pero desde entonces trabaja con personas solicitadas con notificaciones rojas desde Rusia hasta Ecuador, y sigue sorprendida por cómo se puede usar indebidamente la ley.

“Es tan contrario a lo que esperamos ver en cualquier sistema judicial, incluso en los abusivos. Las cosas por las que pasa el cliente antes de que lleguen a mí son alucinantes», expresó Estlund.

Michelle Estlund

Michelle Estlund

La constitución de Interpol prohíbe el uso de la organización para asuntos políticos y anunció en 2015 que eliminaría un aviso rojo si esa persona hubiera sido reconocida como refugiada . Su trabajo también debe estar dentro del espíritu de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que exige juicios justos y libertad de expresión y prohíbe las detenciones arbitrarias. Interpol dice que filtra todas las solicitudes de personas buscadas. En una organización con salvaguardas tan aparentemente claras, ¿qué está pasando?

Eliminar las solicitudes cuestionables de arrestos internacionales recae en un escuadrón especializado en la sede de Interpol en Lyon, creado en 2016. Turquía dice que Interpol ha rechazado 773 solicitudes para detener a personas por presuntos vínculos con el movimiento popular Hizmet, dirigido por el clérigo turco residenciado en Estados Unidos, Fethullah Gülen., exaliado del presidente Recep Tayyip Erdogan.

Cabe destacar que el gobierno de Turquía considera a los miembros del movimiento Gülen como un grupo terrorista responsable de planear el fallido golpe de 2016 y ha criticado a la Interpol por obstaculizar sus esfuerzos de enjuiciamiento.

Ha habido informes de que Ankara intentó subir hasta 60.000 nombres a Interpol, incluso a través de su base de datos de pasaportes robados, pero la organización negó esa cifra.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News
Moscú rechaza informe de Acnudh por «desequilibrado»

Moscú rechaza informe de Acnudh por «desequilibrado»

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, a través de un comunicado, condenó el informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) sobre la situación en Ucrania, por considerarlo...

Quiero recibir las noticias