Seleccionar página

Encrucijada de EE.UU.: Extradición de Fat Leonard, reconocimiento a Venezuela o ¿intercambio?

Fuser News

23/09/2022
Fat Leonard
A juzgar por la imagen proyectada en la cultura popular, el alto mando militar de los Estados Unidos es la cúpula más poderosa e impenetrable del mundo. No fue así para Fat Leonard.

Fusernews

Fat Leonard fue capturado por las autoridades venezolanas atendiendo a la alerta roja de INTERPOL emitida por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos. No obstante, su extradición representa un problema de naturaleza política complejo.

Según el abogado especialista en derecho procesal penal Itamar Rafael Martínez, Venezuela y los Estados Unidos tienen acuerdos de extradición desde 1922, pero el proceso iniciaría desde la comunicación entre cancilleres de ambos países, en coordinación con el Departamento de Justicia y el Ministerio de Interior venezolano. Estas comunicaciones son imposibles a menos que el gobierno estadounidense reconozca la legitimidad del gobierno de Nicolás Maduro, como efectivamente lo es.

Pero tal reconocimiento se ha dado en meses anteriores de 2022 cuando Roger Carstens, Enviado Especial para asuntos de rehenes del presidente Biden, fue enviado a Caracas a conversar con el mismo Nicolás Maduro para negociar la liberación de los mercenarios estadounidenses condenados en Venezuela.

El proceso de extradición no sería tan complejo, si el Departamento de Justicia no estuviese argumentando ante un tribunal de Florida que el estatus diplomático de Alex Saab no puede reconocerse pues es un funcionario del gobierno de Venezuela, al cual el presidente Biden no reconoce.

En este entramado judicial y político, la extradición de Fat Leonard dejaría sin efecto uno de los principales argumentos de la fiscalía estadounidense, y daría al juez Scola la posibilidad de desestimar la causa por la ilegalidad que subyace en la detención de un diplomático en funciones.

Corrupción militar en EE.UU.

A juzgar por la imagen proyectada en la cultura popular, el alto mando militar de los Estados Unidos es la cúpula más poderosa e impenetrable del mundo. No fue así para Fat Leonard, el escurridizo delincuente nacido en Malasia y cuya “formación” ilegal comenzó en el puerto de Penang donde se hizo de las habilidades necesarias para acceder a los secretos mejor guardados de la marina estadounidense.

Las habilidades de Leonard Glenn Francis, su nombre original, no están relacionadas a elaborados métodos de espionaje, son mucho más simples. Relojes de lujo, dinero, licor y prostitutas gratis en fiestas sexuales.

El negocio también era sencillo: comida y combustible. El historial de corrupción que involucra al menos a 24 oficiales de la marina de los Estados Unidos comienza con la invitación a una celebración del 4 de julio en la embajada estadounidense en Malasia. Inmediatamente después recibió un contrato para abastecer de comida al antiguo y ya retirado buque de desembarco USS San Bernardino.

La Séptima Flota de la US Navy  

USS Blue Rifge

Compuesta por aproximadamente 60 buques, 150 aviones y 20.000 efectivos de la armada y el Cuerpo de Marines, es la flota estadounidense apostada en el Pacífico Sur con base en Yokosuka, Japón. Una flota tristemente célebre por su participación en la Guerra de Vietnam y que hoy representa la principal amenaza contra China y el Lejano Oriente Ruso. De hecho, fue la comisionada para brindar protección a Nancy Pelosi durante su provocadora visita a Taiwán.

Una de las empresas de Fat Leonard recibió el contrato para abastecer de comida y combustible a la Séptima Flota, así como seguridad física y transporte a los oficiales estadounidenses mientras estuvieran en tierra. Para lograr este contrato, por el cual cobró sobreprecios estimados en 2.5 millones de dólares, contó con el apoyo del almirante Bruce Franklin Loveless, ex director de operaciones de inteligencia de la armada de los Estados Unidos.

Las mayores y mejores fiestas patrocinadas por Leonard se dieron entre 2006 y 20013 a bordo del USS Blue Ridge, el buque insignia de la Séptima Flota.

Ética judicial de los Estados Unidos

Alex Saab proveía alimentos y combustibles a Venezuela, también medicinas e insumos para enfrentar la pandemia del Covid-19.

La abismal diferencia es que Saab estaba designado como Enviado Especial del gobierno de Venezuela ante Irán cuando fue secuestrado en Cabo Verde, por instrucciones del gobierno de los Estados Unidos. Contaba y cuenta con estatus diplomático, y la comida y medicinas buscadas no eran para buques de guerra sino para un pueblo asediado por medidas coercitivas unilaterales que dejaron a Venezuela bloqueada.

Fat Leonard recibió casa por cárcel por razones de salud, desde cualquier punto de vista un beneficio en su proceso que facilitó la fuga hasta México. Fuga que está opacada por una sombra de complicidad y mucha más corrupción.

A Alex Saab, paciente oncológico, diabético e hipertenso, se le negó atención médica desde Cabo Verde, y en Estados Unidos le niegan cualquier beneficio que por su condición pudiera recibir. Saab no tuvo acceso a documentos que pudieran arriesgar la seguridad nacional de los Estados Unidos, Fat Leonard sí. El Enviado Especial de Venezuela no tenía alerta roja de INTERPOL, Leonard sí.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News
EE.UU. insta a sus ciudadanos abandonar Rusia

EE.UU. insta a sus ciudadanos abandonar Rusia

La Embajada de Estados Unidos (EE.UU.) en Rusia solicitó a sus ciudadanos abandonar "de inmediato" y por sus propios medios la nación euroasiática, de acuerdo con un comunicado publicado en el portal web de la misión diplomática. La misión diplomática detalló que...

Fuertes lluvias causan estragos en el estado Lara

Fuertes lluvias causan estragos en el estado Lara

La tarde del martes, se registraron fuertes lluvias en el estado Lara, con una tormenta eléctrica e incluso caída de granizo  y árboles en algunas zonas, lo que causó estragos en la entidad  localizada al occidente de Venezuela. La tormenta inició cerca de las 6:00...

Quiero recibir las noticias