Seleccionar página

El caso contra Alex Saab: dos secuestros en 491 días | Por: Anisio Pires

Fuser News

28/10/2021
"Para Estados Unidos, se trata de la venganza como política de Estado, donde Alex Saab es otro capítulo de su sádica historia".

Primer secuestro. 12 de junio de 2020

En un viaje a Teherán, capital de Irán, el avión realiza una escala técnica en el aeropuerto Amílcar Cabral de Cabo Verde. Agentes caboverdianos, bajo las órdenes de Estados Unidos, abordan el avión y lo arrestan. Violando por completo su inmunidad diplomática (Convención de Viena 1969), realizan el secuestro, alegando un supuesto código rojo de Interpol activado por “blanqueo de capitales”. Aparte de la falsa acusación, la orden de Interpol no existía. Este solo llegó al día siguiente, con un pequeño detalle que anunciaba la pesadilla que se avecinaba: era el nombre de otra persona. La sórdida situación recuerda al comienzo de «El juicio» de Franz Kafka: «Alguien debió haber difamado a Josef K. porque, sin causar ningún daño, fue detenido una mañana».

La calumnia contra Alex Saab se hizo con la “legitimidad” de un país que recientemente huyó de Afganistán después de haberlo invadido, destruido y ocupado durante 20 años. Pero no importa. La presunción imperial de culpabilidad es suficiente. Mientras tanto, medios de comunicación, redes y grupos de odio organizan el linchamiento moral que intentará hacer creíble el veredicto “legal”. A estos se sumarán los “demócratas” que no tendrán problemas en alinearse con los sicarios como forma de atacar al “régimen autoritario” de Nicolás Maduro.

Para Estados Unidos, se trata de la venganza como política de estado, donde Alex Saab es otro capítulo de su sádica historia. Abundan los castigos ejemplares que buscan asustar a los que se atreven a rebelarse. Los 5 héroes de Cuba (Antonio Guerrero, Fernando González, Gerardo Hernández, Ramón Labatiño y René González), detenidos por infiltrarse en células terroristas que habían llevado a cabo atentados contra Cuba (16 años). El líder independentista puertorriqueño Oscar Rivera López, detenido por denunciar el colonialismo (36 años). La estadounidense Ana Belén Montes, agente de la CIA, arrestada por decirle a Cuba que se proteja (25 años, hasta 2023, más 5 años de libertad condicional). Edward Snowden, agente de la CIA y NSA, perseguido desde 2013 por denunciar la existencia de programas de vigilancia masiva y que logró escapar a Rusia. Julian Assange, Fundador de Wikileaks que ha estado encarcelado en Inglaterra desde 2019, acosado y amenazado con extradición por revelar crímenes de guerra del ejército estadounidense. Antes de ser arrestado, Assange pasó 7 años como refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres, donde la CIA también intentó secuestrarlo.

Alex Saab fue arrestado el 12 de junio de 2020 en un calabozo con ratas, siendo torturado física y psicológicamente por agentes que hablaban inglés en un país de habla portuguesa. Las descargas eléctricas, los golpes en el cuerpo y la cara lo desfigurarían por un tiempo. Le rompieron varios dientes y le infligieron tal violencia que acabó perdiendo mucho peso, debilitándolo casi hasta la muerte. Hasta septiembre de 2020, Cabo Verde impidió que lo visitara un médico forense. La presión internacional logró que la visita médica, el cese de la tortura física y su traslado a una celda fuera un poco mejor. Algún tiempo después, fue puesto bajo arresto domiciliario en un pequeño apartamento, pero custodiado por unos 100 agentes fuertemente armados como si fuera un peligroso terrorista. Era parte del dispositivo para doblegarlo moralmente.

Los 14 presidentes de África Occidental y la Asociación de Abogados de África han pedido su liberación y no la extradición. En dos ocasiones, el Tribunal Comunitario de la CEDEAO ha emitido opiniones a su favor que el gobierno de Cabo Verde ignoró. También se ignoró el pronunciamiento del comité de DDH de la ONU. Cabo Verde, arrodillado, descendió inesperadamente al abismo moral neocolonial. Prohibió la visita de la esposa de Alex Saab junto con dos de sus hijas (2 y 4 años), declarándolas “personas non gratas”. El Tribunal Supremo, también arrodillado, autoriza entonces la extradición, ratificada cobardemente por el Tribunal Constitucional en el momento de la apelación. Curiosamente, quienes atacan a los gobiernos populares invocando su falta de respeto por la “separación de poderes” han guardado absoluto silencio.

El juez Baltazar Garzón calificó el caso contra Alex Saab de “absoluta ilegalidad” y dijo que el cargo de lavado de activos es infundado: “si lo que existe es lo que aparece en el proceso de extradición, tenemos que decir que es una construcción instrumentalizada para asegurar que el Sr. Saab es extraditado a Estados Unidos y utilizado como medio para un fin, donde el medio es él y el fin es llegar al presidente Maduro».

Segundo secuestro. 16 de octubre de 2021

El sábado 16 de octubre aterrizó en Cabo Verde un avión en servicio del Departamento de Justicia de Estados Unidos. Ignorando por completo la soberanía del país, un grupo de mando, con total libertad de acción, se dirigió a la prisión de Alex Saab. De forma violenta y sin previo aviso, lo secuestraron. No hubo una orden específica firmada por un juez. Tampoco fueron informados sus abogados y familiares. El asalto sorpresa de los piratas tuvo lugar el día antes de las elecciones presidenciales. Todo indica que Estados Unidos no quiso arriesgarse ante la inminente victoria del opositor José María Neves, quien supuestamente dijo que usaría su autoridad presidencial para liberar a Alex Saab por razones humanitarias.

Secuestrado nuevamente después de 491 días en Cabo Verde, Alex Saab fue llevado directamente a Miami y presentado el lunes 18 de octubre ante el Tribunal del Distrito Sur de Florida, donde el juez John O’Sullivan presentó los ocho cargos contra los que responde y le niega la libertad condicional.

Tratando de compensar la gravedad del incidente, el Ministerio de Justicia de Cabo Verde emitió un comunicado en el que afirmaba que Estados Unidos había dado «garantías» de que Alex Saab tendría «un juicio justo y equitativo», sin sentencia de muerte, cadena perpetua. encarcelamiento, “tortura o cualquier trato inhumano, degradante y cruel” porque no están permitidos “en el sistema legal caboverdiano”.

Además de ser un libertinaje cínico, tras el martirio vivido por Saab, basta con conocer la primera probada del proceso “justo y equitativo” que le espera. Se asumió que el juez O’Sullivan había prohibido expresamente la divulgación de imágenes de la presentación de Alex Saab, de conformidad con el artículo 53 del Reglamento Federal de Procedimiento Penal, previsto para evitar la exposición morbosa a los medios de comunicación de los involucrados en un juicio. manteniendo la descripción y protección de las partes durante todo el proceso. Sin embargo, como el juez no tomó las medidas necesarias para garantizarlo, los interesados ​​en destruir a Alex Saab a toda costa, tomaron las imágenes y las difundieron a través de redes y grupos de odio con el fin de proceder con la condena sumaria del “frente de hierro de Maduro”.

Al violar la inmunidad diplomática de Alex Saab, Estados Unidos ha sentado un grave precedente para las relaciones internacionales. Introdujeron el caos en una de las pocas esferas donde aún prevalece el diálogo civilizado frente a la fuerza y ​​la confrontación. Imaginemos que cualquier gobierno se arroga al derecho de detener a diplomáticos de otros países y someterlos a su justicia. En lugar de las conocidas expulsiones, algunas sin fundamento, tendríamos detenciones diplomáticas “a la carta”. Unas horas después del secuestro de Alex Saab, Ucrania pidió a Cabo Verde que extraditara a la nueva embajadora rusa a ese país, Natalia Poklónskaya, alegando presuntos delitos cometidos por ella cuando era Fiscal Judicial en la Península de Crimea. En pocas palabras, el caso de Saab acaba de comenzar.

El presidente Nicolás Maduro llamó a la creación de una Gran Ola de Solidaridad y Acompañamiento de Alex Saab, denunciando al mundo su secuestro por parte del imperio norteamericano. Esta ola comenzó el domingo 17, al día siguiente de su secuestro en Miami, a través de una llamada espontánea a través de las redes sociales. Contó con la participación especial de Camila Fabri, esposa de Alex Saab. Para sorpresa de los presentes, Camila compartió un emotivo discurso y leyó un mensaje escrito por su esposo. Dijo que lo que “más le molesta” a Estados Unidos es que Saab “¡nunca se doblegará, nunca!” También dijo que, como familia unida, seguirán luchando por la dignidad de Venezuela junto al gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro. , “Porque la verdad prevalecerá”. En la carta, Alex Saab fue directo. Dijo que no tenía «nada para colaborar con Estados Unidos», simplemente porque no ha cometido ningún delito y que no mentirá contra Venezuela “para favorecer” a sus secuestradores. También advirtió que “no es un suicida”, culpando al gobierno de Estados Unidos ya la oposición golpista de Venezuela por si le pasa algo. «Enfrentaré el juicio con total dignidad y haciendo valer mi inmunidad diplomática como servidor de la República Bolivariana de Venezuela».

Para fortalecer la dignidad de Alex Saab y hacerla nuestra, debemos tener en cuenta que Estados Unidos está detrás de todos los procesos utilizados para atacar a los adversarios políticos a través de la guerra. El último y más conocido fue el del expresidente Lula da Silva en Brasil. Después de 580 días en prisión, con unos 20 casos en su contra, finalmente fue liberado y declarado inocente. Esta victoria de la verdad fue posible gracias a la Gran Ola de Solidaridad que se creó en Brasil y en todo el mundo. La causa de Alex Saab y su familia es la causa de toda Venezuela. Alex Saab ya los ha vencido con su fuerte amor por Venezuela. Con ética y moral, seguirá resistiendo y ganando. Un ejemplo para las personas que ganarán las elecciones del 21N*.

¡No al secuestro de Alex Saab!

¡Que la verdad prevalezca!

* Venezuela celebrará el 21 de noviembre (21N) elecciones generales de Alcaldes (335) y Gobernadores (23), además de las respectivas cámaras municipales y estatales. 3.082 posiciones estarán en disputa. Tiene un total de 70.244 candidatos inscritos.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias