Seleccionar página

Ejército de EE.UU. produce más emisiones de gases de efecto invernadero que hasta 140 países.

Fuser News

05/11/2021
El ejército de EE.UU. es uno de los mayores contaminadores de la historia, consumiendo más combustibles líquidos y emitiendo más gases que cambian el clima que la mayoría de los países medianos.

Fusernews

Redacción de Fuser News con información Newsweek

El ejército de EE.UU. es uno de los mayores contaminadores de la historia, consumiendo más combustibles líquidos y emitiendo más gases que cambian el clima que la mayoría de los países medianos.

Según estudio realizado por académicos estadounidense el uso de combustible por sí solo convierte a las FF.AA. norteamericanas en el 47º mayor emisor de gases de efecto invernadero en el mundo, ubicándose entre Perú y Portugal.

En este sentido los académicos señalan que esto evidencia porque lo militares de los Estados Unidos tiendan a pasarse por alto en los estudios sobre el cambio climático, al tiempo que es muy difícil obtener datos consistentes del Pentágono y de todos los departamentos del gobierno de los Estados Unidos sobre la materia.

Contaminación en cifras

De acuerdo a los datos esgrimidos por los realizadores del informe, en 2017, la tropa estadounidense compró alrededor de 269,230 barriles de petróleo al día y emitió más de 25,000 kilotoneladas de dióxido de carbono al quemar esos combustibles.
La Fuerza Aérea de los Estados Unidos compró combustible por valor de 4.900 millones de dólares, y la marina 2.800 millones de dólares, seguida por el ejército con 947 millones de dólares y los marines con 36 millones de dólares.

Reinvertir en el ambiente 

Los principales candidatos demócratas, como la senadora Elizabeth Warren, y miembros del Congreso como Alexandria Ocasio-Cortez solicitaron importantes iniciativas climáticas como el Green New Deal.

Estudios demuestran que la acción sobre el cambio climático exige el cierre de vastas secciones de la maquinaria militar estadounidense y la reducción significativa en el presupuesto del Pentágono, así como la necesidad de acortar su capacidad para librar guerras.

El dinero gastado en la adquisición y distribución de combustible el aparato militar estadounidense podría gastarse como un dividendo de paz, ayudando a financiar un Green New Deal en cualquier forma que pueda tomar, sostienen.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias