Seleccionar página

EE.UU. fabrica armas para niños y luego los juzga en su política contradictoria

Fuser News

19/02/2022
EE.UU. fabrica armas para niños y luego los juzga en su política contradictoria
El lanzamiento en enero de esta nueva arma, desató una ola de críticas e indignación por parte de organizaciones y movimientos que velan por el uso seguro y regulado de armas en Estados Unidos, país que tiene el récord mundial de poseer más armas que personas dentro de sus límites geográficos.

Raymar

El fabricante de armas estadounidense WEE1 Tactical presentó un nuevo rifle semiautomático diseñado especialmente para niños y basado en el fusil AR-15, que ha sido utilizado en distintos tiroteos masivos en la nación norteamericana, varios de ellos ocurridos en escuelas.

https://twitter.com/ConclusionRos/status/1495070421699473410

El lanzamiento en enero de esta nueva arma, desató una ola de críticas e indignación por parte de organizaciones y movimientos que velan por el uso seguro y regulado de armas en Estados Unidos, país que tiene el récord mundial de poseer más armas que personas dentro de sus límites geográficos.

El rifle, llamado JR-15, es promovido en su campaña publicitaria como «el primero […] que ayudará a los adultos a introducir de manera segura a sus hijos en el tiro deportivo».

https://twitter.com/LeamericanoM/status/1495064637729034244

A través de su página web, el fabricante afirmó con orgullo que el arma, que mide unos 80 centímetros de largo y pesa menos de un kilo, «se ve, se siente y funciona justo como el de mamá y papá». El fusil viene con cartuchos de 5 o 10 balas de calibre 22 y se vende por un precio de 389 dólares, refiere RT.

«Es simplemente grotesco», expresó Josh Sugarmann, director ejecutivo del Centro de Políticas de Violencia, cuyo objetivo es poner fin a la violencia armada, la cual se ve fomentada entre los menores edad, quienes se ven atraídos por los diseños llamativos y coloridos como el del JR-15.

Asimismo, la organización Newtown Action Alliance, también busca restringir el uso de las armas de fuego, al tiempo que condenó a los “lobbies” armamentísticos y a los fabricantes de armas, que «harán cualquier cosa para seguir generando ingresos».

Niños tras las rejas

Da’raveius Smith, acusado de disparar y herir de gravedad a un compañero de escuela en Sanford, Florida, será juzgado como adulto, en la representación de un drama que viven cada año cerca de 200.000 menores de 18 años de edad en Estados Unidos.

El adolescente fue detenido en mayo de 2021, y se le imputaron, entre otros cargos, el intento de asesinato en primer grado a causa de las lesiones que le provocó con un arma de fuego a Jhavon McInyre, en el colegio Seminole High School.

Una supuesta burla de la víctima hacia el agresor desató el lamentable suceso que cambió la vida de Smith, detenido “sin incidentes” poco después del tiroteo.

El fenómeno de tratar como adultos a menores es parte de “un patrón nacional de falta de protección y promoción de los derechos de los niños”, advirtió en 2018 una organización humanitaria.

Otros reportes igual de alarmantes dan cuenta de que en Estados Unidos hay cerca de tres mil menores condenados a cadena perpetua sin posibilidad alguna de lograr la libertad condicional, y casi diez mil se encuentran en prisiones para mayores, de acuerdo con datos de activistas que reclaman la reforma del sistema judicial norteamericano.

Niños de 13 años han sido juzgados como adultos y sentenciados a morir en la cárcel sin que haya habido consideración hacia sus edades o la circunstancia del delito que cometieron”, señaló recientemente Equal Justice Initiative, un grupo con sede en Montgomery, Alabama, que brinda representación legal a reclusos condenados erróneamente y a quienes se les negó un juicio justo.

Sistema estadounidense ejecutaba a adolescentes

Aunque en 2005 la Corte Suprema de Estados Unidos acabó con las ejecuciones de menores de edad, desde que la pena de muerte fue instaurada a nivel federal a inicios del siglo pasado se calcula que fueron ejecutados 365, de ellos, 22 después de 1985.

Hace más de treinta años, los líderes mundiales asumieron un compromiso histórico con la infancia al aprobar la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño. Sin embargo, Estados Unidos es el único país sin ratificarla aún, refiere Prensa Latina.

El caso de Da’raveius Smith también evidencia otro de los graves problemas que aquejan a la sociedad norteamericana, como es el acceso indiscriminado a las armas de fuego.

En medio de su contradictoria política, Estados Unidos condena, como adultos, a niños que usan armas, la mayoría de ellos, protagonistas de los tiroteos masivos en los centros educativos, sin reconocer aún que esos mismos niños y adolescentes son víctimas de una sociedad plagada de la cultura de las armas.

En 2021, el número de muertes por armas de fuego en el país norteamericano alcanzó casi 45.000, de las cuales más de 1.500 fueron de niños, según la organización Gun Violence Archive.

Según el Archivo de la Violencia Armada, el año pasado murieron 20.658 personas en territorio estadounidense por hechos atribuidos al uso de armas de fuego, mientras que se registraron 691 tiroteos masivos.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias