Seleccionar página

Economía española se ralentizará con mayor inflación

Fuser News

12/09/2022
La inflación, la crisis energética - producto de las "sanciones" contra Rusia-, la incertidumbre y el endurecimiento de las condiciones de financiación, tendrán un impacto negativo en la economía española en los próximos meses.

Karen Jiménez

El Banco de España ha previsto un panorama poco alentador, ya que el crecimiento de la actividad será lento debido a los «vientos en contra» que afectan a la economía internacional, mientras que la inflación no se desacelerará rápidamente.

El director general de Economía y Estadística del ente emisor, Ángel Gavilán, afirmó que «se espera que la actividad económica se ralentice, penalizada por los mismos vientos en contra que afectan a las previsiones económicas globales y europeas», citó COPE.

Desde el Swiss Bankers Executive Study Tour, realizado este lunes en la Bolsa de Madrid, el funcionario que la inflación, la crisis energética – producto de las «sanciones» contra Rusia-, la incertidumbre y el endurecimiento de las condiciones de financiación, tendrán un impacto negativo en la economía española en los próximos meses.

Aunque hubo un repunte de la actividad turística durante el verano y una apertura de la economía, el banco destacó que el crecimiento del país en el segundo trimestre alcanzó el 1,1 %, pero sin alcanzar las cifras previas a la pandemia, algo que prevé que se podría lograr en el segundo semestre de 2023.

En ese sentido, las estimaciones publicadas en junio apuntaron a que el producto interno bruto (PIB) crecería 4,1 % durante este año, mientras que en el próximo la mejora sería de 2,8 puntos.

 

 

Inflación en alza

Otro problema para la economía española en el futuro es el de la inflación, que este año podría llegar a 7,2 %, y el que viene a 2,6 %., niveles que «persistirán más tiempo del que se había anticipado», advirtió Gavilán.

Ente los rubros que registraron mayor incremento de precios destacan el ocio, la restauración y el turismo, cuya influencia «ha sido significativamente mayor que la observada en el área del euro, tanto por los superiores incrementos en estas partidas como por su mayor peso en la cesta de consumo», detalló el Banco de España.

En lo que resta del año, también podrían contribuir con la crisis inflacionaria los márgenes de ganancia de las empresas y los aumentos salariales.

Finalmente, pese a que el empleo registró una recuperación en cuanto al número de trabajadores, el país ibérico aún sigue 0,2 % por debajo de los niveles previos al inicio de la pandemia, lo que significa que España tiene menos trabajo, pero repartido entre más personas.

 

https://twitter.com/DirigentesDg/status/1569332579144196096?t=3EVGfN7LjqDNVbW2kGxEtg&s=19

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias