Seleccionar página

Economía alemana entrará en recesión en invierno

Fuser News

19/09/2022
Recesión Alemania
El Deutsche Bundesbank publicó su boletín de septiembre, en el que sus economistas apuntan a "una bajada de la producción económica notable, amplia y duradera".

Karen Jiménez

El Deutsche Bundesbank, el Banco Central de Alemania, prevé una recesión de la economía del país en invierno debido a la escasez en el suministro de energía como consecuencia de las «sanciones» impuestas a Rusia por Occidente.

Este lunes, el ente emisor publicó su boletín correspondiente al mes de septiembre, en el que sus economistas mostraron las señales de que la economía alemana caerá en recesión, lo que consideran es «una bajada de la producción económica notable, amplia y duradera», citó EFE.

Los especialistas prevén que el producto interno bruto (PIB) real de Alemania bajará en el tercer trimestre y seguirá en descenso en el cuarto trimestre de 2022 y al primer trimestre de 2023, cuando finalice el invierno, producto de la «tensa situación en el suministro de energía».

 

 

«La elevada inflación y la incertidumbre en relación con el suministro de energía y sus costes perjudican no sólo a la industria que utiliza mucho gas y electricidad y sus exportaciones e inversiones, sino también el consumo privado y los servicios que dependen de él», añadió el banco.

Racionamiento e inflación

Hasta ahora, Alemania ha podido eludir el racionamiento de energía y ha apelado a la reapertura de algunas plantas de carbón para hacer frente a la temporada invernal, sin embargo, desde el Bundesbank apuntan que será necesaria una reducción significativa del consumo de gas.

Al mismo tiempo, pronostican una inflación de dos dígitos, es decir, del 10% o superior los próximos meses en Alemania, lo que ha provocado molestia en los sindicatos, que exigen al gobierno de Olaf Scholz «salarios reales» para hacer frente al alza de los precios.

 

 

El Gobierno alemán ha contenido los aumentos con subsidios al transporte público y los carburantes, que ya no se aplican desde el 1 de septiembre, lo que también incidirá en la inflación, porque otras medidas de apoyo anunciadas por el Gobierno alemán tendrán efecto en los precios de consumo a comienzos del próximo año.

 

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias