Seleccionar página

Docenas de exagentes de la CIA deciden política de contenidos de Facebook

Fuser News

13/07/2022
Exagentes de la CIA deciden política de contenidos de Facebook
La red social cuenta con un extenso equipo que “escribe las reglas para Facebook”, y son ellos, docenas personas, quienes deciden efectivamente qué contenido ven y qué no ven los 2 mil 900 millones de usuarios activos de la plataforma.

Castro

Desde que inició el auge de Facebook, los grandes medios de comunicación mostraron a Mark Zuckerberg como al niño maravilla por el éxito alcanzado con la red social, pero no le prestaron atención a la “inversión de capital de riesgo” por más de 40 millones de dólares efectuada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) para sacar adelante la plataforma del conglomerado Meta.

La red social cuenta con un extenso equipo que “escribe las reglas para Facebook”, y son ellos, docenas personas, quienes deciden efectivamente qué contenido ven y qué no ven los 2 mil 900 millones de usuarios activos de la plataforma.

Un trabajo de investigación publicado por MintPress, refiere que este grupo se encuentra liderado por Aaron Berman, quien fue miembro de la CIA hasta julio de 2019, encargado de la política de desinformación de Meta, así como de WhatsApp. Es el gerente del “equipo que escribe las reglas para Facebook”, determinando “lo que es aceptable y lo que no lo es”.

Berman señala que “es un trabajo incómodo para cualquiera que intente trazar la línea entre contenido dañino y protección de la libertad de expresión», y dice que “no es un trabajo fácil, la transparencia es increíblemente importante en el trabajo que hago”.

Este líder que dirige la política de desinformación de Facebook, fue gerente senior de análisis en la CIA, convirtiéndose en una parte muy influyente de la agencia. Durante años, preparó y editó el informe diario del presidente de los Estados Unidos (EE.UU.), “escribiendo y supervisando análisis de inteligencia para permitir que el presidente y los altos funcionarios estadounidenses tomen decisiones sobre los temas de seguridad nacional más críticos”, según indica su perfil.

Docenas de reclutamiento

Facebook ha reclutado a docenas de personas de CIA, así como a muchas más de otras agencias como el FBI y el Departamento de Defensa (DoD), por lo que el caso de Berman está lejos de ser único, refiere MintPress luego de estudiar los informes de Meta así como los sitios web y las bases de datos de empleo.

Estas contrataciones se realizan principalmente en sectores políticamente muy sensibles, como la confianza, la seguridad y la moderación de contenido, hasta el punto en que algunos pueden sentir que es difícil ver dónde termina el estado de seguridad nacional de EE.UU. y comienza Facebook.

En investigaciones anteriores publicadas por MintPress, se ha detallado cómo TikTok está inundado de funcionarios de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y cómo abundan los exagentes del FBI en Twitter. Pero la gran escala de la infiltración de Facebook los supera. “Facebook, en resumen, está repleto de fantasmas”.

Entre otros expertos de las agencias estadounidenses figura Deborah Berman, quien pasó 10 años como analista de datos e inteligencia en la CIA antes de ser contratada como gerente de proyectos de confianza y seguridad para Meta. Sus publicaciones previas a la agencia indican que era una especialista en Siria.

Asimismo, hay una serie de otros exagentes de la CIA que trabajan en estos campos. Entre 2006 y 2010, Bryan Weisbard fue oficial de inteligencia de la CIA, su trabajo implicaba, en sus propias palabras, liderar “equipos globales para llevar a cabo investigaciones cibernéticas y antiterroristas” e “identificar la desinformación de las redes sociales en línea y la propaganda encubierta y campañas de influencia”.

Posteriormente, se convirtió en diplomático y actualmente es director de confianza, seguridad y privacidad de datos para Meta. Mientras tanto, el perfil de LinkedIn de Cameron Harris, analista de la CIA hasta 2019, señala que ahora es gerente de proyectos de confianza y seguridad de Meta.

La CIA acusada de intentar derrocar gobiernos

A pesar de sus esfuerzos por calificarse a sí misma como una organización progresista, la CIA sigue siendo profundamente controvertida. Ha sido acusada de derrocar o intentar derrocar a numerosos gobiernos extranjeros, ayudar a destacados nazis a escapar del castigo después de la Segunda Guerra Mundial, canalizar grandes cantidades de drogas y armas en todo el mundo, además de penetrar en los medios de comunicación nacionales.

La Agencia Central de Inteligencia ha sido acusada de difundir información falsa de forma rutinaria, sobre una red global de “sitios negros” donde los prisioneros son torturados repetidamente. Por lo tanto, los críticos argumentan que poner a agentes de esta organización en control de nuestras noticias es profundamente inapropiado.

Uno de los empleados más extrovertidos de Meta es su líder de inteligencia de amenazas global para operaciones de influencia, Ben Nimmo, quien entre 2011 y 2014 se desempeñó como oficial de prensa de la OTAN.

Nimmo trabajó en el Institute for Statecraft, una operación de propaganda financiada por el gobierno del Reino Unido destinada a difundir información engañosa sobre los enemigos del Estado británico. También fue miembro senior del Atlantic Council, el grupo de expertos semioficial de la OTAN.

Fuerza de manipulación

No es extraño que en Facebook nunca aparezcan operaciones de influencia del gobierno de EE.UU. en línea, pues cuentan con los cibercombatientes y recopiladores de inteligencia de vanguardia que asumen personalidades falsas en línea.

Los recopiladores emplean técnicas de “no atribución” y “atribución errónea” para ocultar quién y dónde de su presencia en línea mientras buscan objetivos de alto valor y recopilan lo que se llama ‘información de acceso público’, o incluso participar en campañas para influir y manipular las redes sociales”.

En 2011, The Guardian informaba sobre esta enorme fuerza cibernética, cuyo trabajo era «manipular en secreto los sitios de redes sociales mediante el uso de personas en línea falsas para influir en las conversaciones de Internet y difundir propaganda pro estadounidense». Sin embargo, los exmilitares y exfuncionarios de la CIA que Facebook emplea no parecen haber encontrado ningún rastro del trabajo de sus excolegas en la plataforma.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias