Seleccionar página

Desapariciones forzadas: Una problemática al acecho en América Latina

Fuser News

30/08/2022
Desapariciones forzadas: Una problemática al acecho en América Latina
En Perú y México las cifras de desapariciones fueron relevantes en llamados “periodos democráticos”.

Stefany Arias

Este 30 de agosto se conmemora el Día Internacional de las Víctimas de las Desapariciones Forzadas y en América Latina esta problemática sigue estando latente y al acecho de sociedades como consecuencia de de conflictos armados, violencia social, estatal y migración.

Argentina, Guatemala, Perú, El Salvador, Colombia y Chile entran junto con Irak, Sri Lanka, Argelia y Pakistán entre los países con mayor cantidad de desapariciones involuntarias en los últimos 40 años.

De acuerdo con el informe anual de un grupo de trabajo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la mayor parte de estos crímenes se dieron durante dictaduras militares, aunque en Perú y México estas cifras se mantuvieron y fueron relevantes en llamados “periodos democráticos”.

México

En México, han desaparecido 100 mil personas desde 1964, pero hubo especial resonancia en 2014, con el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa que no dejaron pistas ni huellas, un delito que aún no es resuelto pero que vincula la responsabilidad directa de autoridades del Estado.

El 97% de estos casos referidos fueron posteriores al 2006. La Alta Comisionada, Michelle Bachelet, y expertos en derechos humanos subrayaron la magnitud de la tragedia y la falta crónica de justicia, pugnando por poner fin a ese crimen y resarcir los derechos de las víctimas.

“Ningún esfuerzo debe escatimarse para poner fin a estas violaciones de derechos humanos y abusos de dimensión extraordinaria, así como para reivindicar los derechos de las víctimas a la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición”, dijo Michelle Bachelet en un comunicado.

Los datos desagregados del registro nacional mexicano indican que cerca de la cuarta parte de las personas desaparecidas son mujeres y que un 20% era menor de 18 años cuando desapareció.

Ex Procurador mexicano detenido por desaparición de los 43 de Ayotzinapa

Guatemala

En Guatemala hay registro de 45 mil casos y 15 mil asesinatos políticamente motivados durante el gobierno del coronel Enrique Peralta Azurdia. Durante este periodo se organizó a la policía judicial como una policía política y se “legalizaron” las detenciones por sospecha; tras estas detenciones, las víctimas eran incomunicadas y sometidas a interrogatorios y torturas.

La Comisión para el Esclarecimiento Histórico de ese país (CEH) identificó 23.671 víctimas de ejecuciones extrajudiciales, la institución estableció que una de cada cuatro víctimas fueron mujeres. El conflicto incluye a personas de todos los sectores de la sociedad, no obstante, afectó de manera desproporcional a las comunidades étnicas.

El Salvador

En EL Salvador, en su mayoría, las desapariciones han sido atribuidas a las pandillas, aunque las investigaciones penales dan cuenta que también son delitos cometidos por otras estructuras de crimen organizado y por particulares, en este último caso, en mayor proporción se trata de feminicidios cometidos por parejas o personas conocidas de las víctimas.

Según una investigación realizada por la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Adultas Desaparecidas, al menos ocho mil personas desaparecieron durante la Guerra Civil en este país, los crímenes habrían sido perpetrados por los cuerpos de seguridad militar de la época.

En 2022, organizaciones de derechos humanos denunciaron que al menos 577 personas desaparecieron a causa de la violencia social durante los primeros cinco meses del año.

Sudamérica

En el caso de Sudamérica, Colombia posee el mayor número de desapariciones forzadas debido al conflicto con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Las cifras oficiales señalan que hubo 47,259 víctimas de desaparición directa y más de 120,000 indirectas. El 51.4% de los casos de desaparición forzada en Colombia tuvieron un perpetrador anónimo. Entre el restante 49.6%, el mayor número de perpetradores provenían de grupos paramilitares (46.1%).

En Perú, la Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos presentó una lista de personas desaparecidas entre 1980 y el 2000. De entre las 20,329 personas en la lista, al momento de publicarla únicamente 865 habían sido encontradas y restituidas a sus familiares para su sepultura. De acuerdo con un estudio de 2021 de la Comisión Internacional de Juristas, sólo 47 de los más de 20,000 casos han tenido una sentencia judicial.

 

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias