Seleccionar página

Cuestionan informe israelí por falsear hechos en caso de Shireen Abu Akleh

Fuser News

08/09/2022
Cuestionan informe israelí por falsear hechos en caso de Shireen Abu Akleh
Lo único excepcional sobre el asesinato de Abu Akleh es que debido a que tiene ciudadanía estadounidense y tenía un alto perfil, Israel fue presionado para dar una respuesta”, enfatiza el articulista.

Luisana Castro

Las acciones de las Fuerzas de Ocupación Israelí (FDI) luego del asesinato de la periodista Shireen Abu Akleh, “le dejan claro al pueblo palestino de que esta tragedia no será la última de su tipo”, indica un trabajo publicado en el medio Forward,  del columnista Mohamed Shehada.

El escritor refiere que la “declaración sin remordimientos y descarada de las FDI y la investigación falsa envían en un mensaje escalofriante de que continuarán actuando de la misma forma”.

En una declaración el Ejército israelí reitera persistentemente la acusación de que Abu Akleh fue herida durante un intercambio de disparos y que podría haber sido identificada erróneamente como uno de los hombres armados que disparaban contra los soldados.

Señalan que, “si Israel hiciera esto, debería ser absuelto de cualquier responsabilidad moral o legal porque el incidente ocurrió “durante la actividad operativa para frustrar el terrorismo palestino”, como lo expresó el jefe de personal del ejército, Aviv Kochavi.

La publicación también refiere que,  solo unas horas después del anuncio, un soldado israelí mató a Mohammad Sabaaneh con un tiro en el pecho mientras transmitía en vivo una incursión israelí en su ciudad natal, Jenin. El TikTok de Sabaaneh todavía funcionaba cuando lo mataron.

“Es totalmente absurdo mantener tal afirmación ante las investigaciones independientes de The Associated Press, Bellingcat, CNN, The New York Times y el Washington Post que concluyeron que no hubo intercambio de disparos en el momento de su muerte y que no había militantes palestinos cerca de ella cuando fue atacada”, dice el escritor.

El artículo escrito por Shehada, indica que desde la muerte de Abu Akleh en mayo, Israel ha matado a más de 43 palestinos en la Cisjordania ocupada y a 35 en la Franja de Gaza. “Las FDI hirieron a cientos más y detuvieron a unos 1.500 palestinos. Cada historia es testigo de una tragedia desgarradora y una brutalidad atroz”.

“El Gobierno israelí ni siquiera se molestó en anunciar una investigación sobre la mayoría de estas tragedias, incluido el bombardeo de un cementerio en Gaza que mató a cinco niños durante un enfrentamiento de tres días entre Israel y los militantes de la Yihad Islámica en agosto”, puntualizó el Shehada en su artículo.

“Lo único excepcional sobre el asesinato de Abu Akleh es que debido a que tiene ciudadanía estadounidense y tenía un alto perfil, Israel fue presionado para dar una respuesta”, enfatiza el articulista.

La conclusión de esta semana de la investigación de Israel “simplemente muestra la continuación de un patrón de desvío de responsabilidad y audacia implacable en lugar de una búsqueda genuina de revelar la verdad y hacer justicia”.

EE.UU. pierde tiempo

La publicación también detalla que “la administración del presidente  Biden, presionó para que los palestinos entregarán la bala que asesinó a la comunicadora palestina para que la examinaran los estadounidenses.

Después de la investigación forense, el Departamento de Estado concluyó que Abu Akleh probablemente recibió un disparo de un soldado israelí, pero Washington permitió a Israel un margen de maniobra para evitar la culpa al decir que el examen no fue concluyente porque la bala estaba “demasiado dañada para determinar quién disparó el tiro fatal”.

Shehada  “denuncia que la comunidad internacional permite que Israel se salga con la suya en casi cualquier cosa frente a los palestinos”. Afirma que “si las FDI admitieran su responsabilidad de manera concluyente, eso significaría también tener que identificar al tirador y responsabilizarlo”.

“La administración Biden está perdiendo el tiempo tratando de que Israel se investigue a sí mismo. En cambio, EE.UU. debería hacer más esfuerzos para poner fin a la ocupación para que no haya necesidad de mantener a los palestinos brutalizados, aterrorizados, humillados y asustados”, puntualiza.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias