Seleccionar página

Crean primer embrión «sintético» con cerebro y corazón

Fuser News

26/08/2022
Los resultados de la investigación permitirían a los investigadores comprender por qué algunos embriones fallan, mientras que otros culminan en un embarazo saludable. 

Karen Jiménez

Investigadores de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, crearon un modelo de embrión de ratón que forma un cerebro, un corazón que late y los cimientos de todos los demás órganos del cuerpo, con el fin de representar las primeras etapas de la vida en mamíferos.

De acuerdo a RT, los científicos fueron dirigidos por la profesora Magdalena Zernicka-Goetz y desarrollaron el embrión sintético sin óvulos ni espermatozoide, sustituyendo los gametos por células madre, que son las partículas básicas del organismo que pueden convertirse en casi cualquier tipo celular.

Para lograrlo, los investigadores imitaron los procesos naturales en el laboratorio guiando la interacción de los tres tipos de células madre que se encuentran en el desarrollo temprano de los mamíferos, mediante control genético.

De esta forma, consiguieron que estas células transitaran por las sucesivas etapas de crecimiento embrionario hasta obtener corazones latiendo y cimientos de cerebro, incluso el saco vitelino, un nivel de avance nunca antes alcanzado por ningún otro modelo derivado de esta clase de células.

«Es increíble que hayamos llegado tan lejos. Este ha sido el sueño de nuestra comunidad en años, y el principal enfoque de nuestro trabajo durante una década y finalmente lo hemos logrado», expresó Zernicka-Goetz.

¿Qué descubrirán?

Estos resultados permitirían a los investigadores comprender por qué algunos embriones no llegan a término mientras que otros culminan en un embarazo saludable, y las conclusiones del experimento podrían usarse para guiar la reparación y la creación de órganos artificiales para trasplantes.

Además, los investigadores creen que el modelo sintético es importante y novedoso porque facilita el acceso a la estructura del embrión en una etapa en la que, normalmente, está oculto debido a la implantación en el útero de la madre. Esto permite manipular los genes para comprender sus funciones de desarrollo en un modelo experimental.

«Este período de la vida humana es muy misterioso, por lo que poder ver cómo sucede en una placa de Petri, tener acceso a estas células madre individuales, comprender por qué fracasan tantos embarazos y cómo podríamos evitar que eso suceda, es bastante especial», sostuvo Zernicka-Goetz.

Otro elemento que los autores consideran significativo es que el desarrollo de estos embriones sintéticos abre nuevas posibilidades para estudiar los mecanismos del neurodesarrollo en un modelo experimental.

La legislación británica permite estudiar embriones humanos en laboratorio hasta el día 14 de desarrollo, posibilitando a los investigadores elaborar modelos humanos similares para comprender qué mecanismos hay detrás de procesos cruciales que serían imposibles de analizar en embriones reales.

 

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias