Seleccionar página

Cierran arrecifes de recolección de ostras en Texas

Fuser News

28/11/2023
Cierran arrecifes de recolección de ostras en Texas
Este es el segundo año consecutivo bajo la medida.

R. Vásquez

Ostricultores de Texas en Estados Unidos (EE.UU.) cerraron por segundo año consecutivo la mayoría de los arrecifes públicos dedicados a la recolección de ostras debido a la disminución considerable de sus poblaciones.

Los activistas de la vida silvestre indican que estas cifras son cada vez menores, producto de los fenómenos meteorológicos extremos impulsados por el cambio climático, así como a la sobreexplotación.

Quienes llevan esta actividad desde la Bahía de Galveston en el Golfo de México, la medida de cierre significa un golpe fuerte para el negocio de las ostras en una temporada que generalmente va de noviembre a abril.

«Comenzamos a encontrar problemas unas semanas después de iniciada la temporada. Simplemente escasez. No hay muchas ostras, es más difícil encontrarlas. Las áreas se cierran», declaró  Joel Gutiérrez, un ostrero de 21 años de Galveston, Texas.

Por otra parte, Romeo Bilcic, otro ostrero, aseguró que la captura de este año fue tan mala como la que había visto en 41 años de recolección.

«Está empeorando cada año. Ya sabes, lo hemos estado intentando, en estas pocas áreas donde abren, intentamos resolverlo. Pero el producto simplemente no está aquí».

Disminución de poblaciones de ostras

Ante la disminución de las colonias de ostras, el Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas (TPWD) cerró múltiples áreas de recolección, al igual que el año pasado.

Mientras que el Departamento de Salud y Servicios Humanos del Estado enumeró seis de las 29 áreas públicas de cosecha abiertas.

En este contexto, los científicos estiman que al menos el 85% de los arrecifes de ostras del mundo se perdieron, como consecuencia de la sobreexplotación y algunas enfermedades.

Para su recolección, los barcos arrastran una draga submarina a través de los arrecifes de ostras, recogiendo el material del arrecife que se vierte en el barco. Luego, los ostreros cortan las rocas y las conchas para recolectar ostras de tamaño legal.

Cabe destacar que el dragado destruye los arrecifes de ostras, que también son hábitat de peces y cangrejos, señaló la Asociación Nacional Oceánica y Atmosférica.

La industria de las ostras de Texas tiene el potencial de valer 30 millones de dólares o más al año, según el biólogo del TPWD Zach Olsen.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias