Seleccionar página

Científicos alemanes crean temperatura más baja jamás registrada

Fuser News

10/10/2021
Bajas temperaturas
Mientras expertos de la Universidad de Bremen investigaban las propiedades de onda de los átomos, cuando durante unos segundos llegaron a producir uno de los 'lugares más fríos del universo.

Luisana Castro

Redacción Fuser News con información de SputniK Mundo

Científicos alemanes han conseguido crear artificialmente las condiciones más frías jamás registradas, la temperatura más baja que se ha medido en un laboratorio: 273,1 °C.

Con este experimento han conseguido apenas una billonésima parte de un grado más caliente que el cero absoluto, informa Daily Mail.

El portal web de SputniK Mundo, refiere que fue durante unos segundos solamente, mientras expertos de la Universidad de Bremen investigaban las propiedades de onda de los átomos, cuando durante unos segundos llegaron a producir uno de los ‘lugares más fríos del universo’.

Los -273,15 °C o cero absoluto de Kelvin es la temperatura más fría que se puede alcanzar, en teoría. Resulta cuando los átomos no tienen energía y no se mueven.

Para conseguirlo, los científicos manipularon una nube de átomos hasta el llamado ‘punto muerto virtual’, mediante un proceso que redujo la temperatura del sistema ralentizando las partículas hasta llegar a un punto muerto casi total. Así, la temperatura se redujo a 38 picokelvins, 38 billonésimas de grado por encima del cero absoluto.

Como no hay termómetros que puedan detectar esta temperatura tan baja, basan la medición en la falta de movimiento cinético de las partículas observadas. El mecanismo para detectar la temperatura se basa en un ‘sistema de lentes de ondas de materia en el dominio del tiempo’.

El equipo usó un lente magnético para estudiar estas ondas, lo que les permitió dar forma a un gas cuántico y lo usó para hacer una onda de materia enfocada que pudieran controlar y asegurar que se comportara de una manera específica.

El gas cuántico, a diferencia del gas normal, está hecho de una disposición suelta de partículas, mucho menos predecible, también conocido como condensado de Bose-Einstein.

«Al combinar la excitación de un condensado de Bose-Einstein (BEC) con una lente magnética, formamos un sistema de lentes de ondas de materia en el dominio del tiempo», escribieron los investigadores.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias