Seleccionar página

Cabo Verde cede erráticamente ante Estados Unidos

Fuser News

22/10/2021
Las Naciones Unidas condena el uso de medidas coercitivas unilaterales como una violación del derecho internacional. El Comité de Derechos Humanos de la ONU exigió explícitamente la liberación de Alex Saab.

Raymar Vásquez Cervantes

Por John Philpot y Roger D. Harris

Si bien el gobierno estadounidense es culpable de secuestro judicial en los casos del venezolano Alex Saab y la china Meng Wanzhou, el gobierno canadiense está implicado en la vergonzosa detención de la empresaria china y su promoción violenta por un cambio de gobierno en Venezuela.

Hasta el momento, el caso del diplomático venezolano aún no se traduce en su libertad. Rusia, Irán y Cuba condenaron recientemente el secuestro del embajador. Por su parte, China ya se había pronunciado en contra de su arresto y solicitud de extradición de Cabo Verde. Asimismo, el día después del secuestro de Saab, el Papa Francisco criticó el uso de medidas coercitivas unilaterales en países con fuertes movimientos sociales por el cambio.

Alex Saab fue secuestrado por los Estados Unidos el 16 de octubre, después de haber estado encarcelado en Cabo Verde bajo las órdenes de los EE. UU. desde el 12 de junio de 2020. El diplomático venezolano estaba tratando de comprar suministros humanitarios para Venezuela a través del comercio internacional legal, pero violando las sanciones ilegales de EE. UU.

El diplomático había estado viajando para obtener alimentos, combustible y medicinas para Venezuela que sufría las sanciones ilegales y asesinas de Estados Unidos contra su pueblo. Su caso plantea peligrosos precedentes en términos de abuso judicial extraterritorial por parte de Estados Unidos al hacer cumplir sus medidas coercitivas unilaterales contra Venezuela y en unas tres docenas de otros países, que comprenden un tercio de la humanidad.

Saab fue presentado ante un tribunal de Florida este 18 de octubre. Esposado y obligado a usar el uniforme naranja, el teatro político organizado en Zoom buscó presentarlo como un criminal fugitivo. La corte estadounidense lo acusó de lavado de dinero y defraudación al gobierno de Venezuela.

¿No es bastante extraño que Estados Unidos esté acusando al diplomático Alex Saab por presuntos crímenes cometidos en Venezuela contra un país enemigo de Estados Unidos, que sufre las asesinas medidas coercitivas unilaterales de Estados Unidos? En Venezuela, sin embargo, Saab es considerado inocente y un héroe nacional.

¿No son los Estados Unidos los que están interfiriendo en los asuntos internos de Venezuela con nefastas extralimitaciones judiciales? ¿No es Estados Unidos el verdadero criminal, culpable de crímenes de lesa humanidad contra el pueblo de Venezuela?

Sus abogados protestaron por la entrega de Alex Saab a Estados Unidos en una fecha anterior a la decisión final e inapelable que concedía la extradición. Su caso no había sido trasladado a la jurisdicción de primera instancia para que se pronunciara sobre los asuntos pendientes y para la emisión de las órdenes de sobreseimiento competentes, lo que constituye una flagrante ilegalidad y desacato a las normas del derecho internacional.

El hecho de que Cabo Verde accediera a extraditar a un enviado especial y un embajador adjunto, que tiene derecho a inmunidad e inviolabilidad, sienta un precedente peligroso. Estados Unidos ha dejado de lado siglos de derecho internacional consuetudinario establecido desde hace mucho tiempo, con la complicidad de Cabo Verde.

¿Por qué Estados Unidos persigue a Alex Saab?

De hecho, Washington solo secuestró a Alex Saab porque ha sido fundamental para eludir el bloqueo ilegal de un país objetivo de Estados Unidos que insiste en un cambio de gobierno.

La razón por la que Estados Unidos está persiguiendo a Alex Saab, revelada por Forbes, es porque él es «la llave que abre el misterio monetario venezolano, es decir, cómo un país que enfrenta sanciones de Estados Unidos, el Reino Unido y la Unión Europea» todavía puede exportar cosas como oro y petróleo… y realmente el único hombre que realmente puede explicar cómo el país [Venezuela] sobrevive hoy». Como admite el New York Times, «Si el embajador Saab cooperara con los funcionarios estadounidenses, podría ayudar a desenredar la red económica del presidente Maduro».

Estados Unidos trasladó ilegalmente a Saab para que utilice todos los medios necesarios para extraerle información confidencial. Saab ya informó que sus captores sustitutos en Cabo Verde habían empleado infructuosamente la tortura para tratar de quebrar su voluntad e inducirlo a traicionar a Venezuela.

Después de una investigación exhaustiva por parte de los fiscales suizos de la acusación estadounidense de que Saab había utilizado bancos de Suiza para «lavado de dinero», el caso fue abandonado . Aún así, Estados Unidos acusa a Saab de “saquear [robar] cientos de millones de dólares a venezolanos hambrientos”, cuando esto es precisamente, admitido y deliberadamente, lo que está haciendo el bloqueo estadounidense.

Más de 100.000 venezolanos han muerto por falta de alimentos y medicinas. Los defensores de Estados Unidos culpan al gobierno de presidente Nicolás Maduro. Pero si la Revolución Bolivariana de Venezuela fuera tan corrupta e ineficiente, Estados Unidos no tendría necesidad de violar el derecho internacional imponiendo medidas coercitivas unilaterales para lograr su política de cambio de gobierno.

La relatora especial de la ONU sobre medidas coercitivas unilaterales y derechos humanos, Alena Douhan, instó a Estados Unidos y sus aliados a retirar las sanciones impuestas contra Venezuela. Sin embargo, Biden, siguiendo sin problemas a Trump y Obama antes que él, justifica las sanciones ilegales con el incrédulo fundamento de que Venezuela representa una » amenaza extraordinaria » para la seguridad nacional de Estados Unidos.

Las Naciones Unidas han condenado repetidamente el uso de medidas coercitivas unilaterales como una violación del derecho internacional. El Comité de Derechos Humanos de la ONU exigió explícitamente la liberación de Alex Saab.

Según la Convención de Viena, un diplomático acreditado como Saab tiene inmunidad absoluta contra el arresto, incluso en tiempo de guerra. Saab también apeló al Tribunal del 11º Circuito de EE. UU. Basándose en su estatus diplomático. En respuesta, Washington presentó una solicitud de extensión para responder en una táctica dilatoria legal para permitir la extradición de Saab sin reconocer su inmunidad diplomática.

El punto de vista africano

El tribunal regional de la Comunidad Económica de África Occidental (Cedeao), que tiene jurisdicción legal sobre Cabo Verde, donde Saab fue encarcelado por orden de Estados Unidos, exigió la liberación del diplomático y el pago de una indemnización.

Recientemente, del 3 al 7 de octubre, una delegación internacional del movimiento Free Alex Saab asistió a la reunión anual de la Asociación de Abogados de África (AFBAR) en Niamey, Níger.

El presidente de AFBAR, Hannibal Uwaifo, habló de la necesidad de tomar medidas positivas para garantizar el respeto de la decisión de la Corte de la Cedeao del 15 de marzo. Cabo Verde es miembro de este organismo de la comunidad africana y aceptó nominalmente su jurisdicción e incluso tiene un juez en la corte. Sin embargo, Cabo Verde no respetó la sentencia del tribunal con respecto a Alex Saab.

Canadá y Cabo Verde: naciones subordinadas a EE. UU.

Las políticas de Canadá y Cabo Verde son similares. Canadá debe ser criticada por sus recientes acciones contra Venezuela y China. Canadá estuvo subordinada a los Estados Unidos, bajo la presidencia de Trump y ahora del presidente Biden. La clase política canadiense no ha defendido la verdad y la justicia.
La situación es peligrosa, socava los cimientos de las relaciones internacionales y la inmunidad diplomática, la extraterritorialidad del derecho penal y las medidas coercitivas ilegales impuestas contra la voluntad de la mayor parte de la comunidad mundial.

¿Quién es el siguiente? Estados Unidos publicó su revisión de sanciones el 18 de octubre, afirmando que tiene la intención de fortalecer aún más su política de sanciones para dominar incluso a los países adicionales que desean afirmar su soberanía legítima.

A través de su política de sanciones económicas ilegales – realmente una forma de guerra y tan mortal como la guerra convencional – Estados Unidos ha convertido el hambre y la enfermedad en armas. Esto debe cambiar.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias