Seleccionar página

69% de brasileños considera corrupto el gobierno de Bolsonaro

Fuser News

23/09/2022
En lo administrativo, la presidencia de Bolsonaro destaca por el ilegal tráfico en el Ministerio de Salud, que involucró vacunas, y las denuncias de desvío de recursos públicos.

Enio Meleán

El 69% de los brasileños considera corrupto al Gobierno del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, de tendencia ultraderechista y quien aspira a la reelección en los comicios del 2 de octubre, reveló una encuesta del Instituto Datafolha.

En relación con este tema, el portal Brasil 247 asegura que en su campaña electoral para un segundo periodo consecutivo, el aspirante presidencial del Partido Liberal intensificó acusaciones mentirosas contra el expresidente Luiz Inácio «Lula» da Silva, abanderado del Partido de los Trabajadores (PT) y quien puntea las todas encuestas de intención de votos. Refiere además que Bolsonaro miente de manera recurrente cuando se refiere a la corrupción.

“Siempre que tiene la oportunidad, como en el discurso de apertura de la Asamblea General de las Naciones Unidas esta semana, Bolsonaro dice que ‘extirpó la corrupción en el país’ e intenta asociar las prácticas a los años del PT en el poder», destaca un informe del diario Folha de Sao Paulo, citado por Prensa Latina.

Una nube de corrupción que cubre a la familia Bolsonaro y su gobierno ha acompañado su gestión. En el ámbito familiar, aparecen casos como el de las rachadinhas, practicada por uno de sus hijos, es decir la transferencia de parte de los salarios de los asesores al parlamentario o secretario a partir de un acuerdo preestablecido o como requisito para la función.

En lo administrativo de su presidencia, que inició en 2019, destaca el ilegal tráfico en el Ministerio de Salud, que involucró vacunas, y las denuncias de desvío de recursos públicos en la asociación entre el exministro de Educación, Milton Ribeiro, y los pastores Gilmar Santos y Arilton Moura, enviados al exfuncionario a petición de Bolsonaro.

¿Blanqueo de capitales?

Un informe reciente publicado por Universo Online (UOL) indica que casi la mitad del patrimonio adquirido en los últimos 30 años por el presidente de Brasil y su familia se canceló con dinero en efectivo.

«Desde 1990 hasta la actualidad, el Presidente, sus hermanos y sus hijos compraron 107 inmuebles, de los cuales al menos 51 se adquirieron total o parcialmente con uso de dinero en metálico, según la declaración de los propios integrantes del clan».

Esta práctica llama la atención de expertos en la materia, pues, el propio Senado Federal advierte que la compra de inmuebles en efectivo es una práctica realizada para blanqueo de capitales o encubrimiento de activos.

Segundo en las encuestas

La percepción de corrupción durante su mandato es mayor entre un 44%, que calificó su Gobierno como malo o pésimo, durante la encuesta del Instituto Datafolha. En este segmento, el 93% afirma que imperan los manejos irregulares en la administración del actual jefe de Estado del gigante del sur.

Recientemente, Lula afirmó que adoptará nuevas medidas para investigar cualquier acto de corrupción, si gana las elecciones de este 2 de octubre.

Cualquier persona que sea acusada de corrupción sería investigada y sancionada si se demuestra su culpabilidad, prometió el candidato del PT en una entrevista con el Jornal Nacional de TV Globo.

Recordó que en su administración “creamos el Portal de la Transparencia, Ley de Acceso a la Información, contra el crimen organizado, lavado de dinero y la CGU (Contraloría General de la Unión) entró en el combate a la corrupción”.

Los últimos sondeos sobre la carrera presidencial en Brasil, siguen mostrando que el expresidente “Lula” da Silva lidera la intención de voto, superando por 16 puntos al ultraderechista Bolsonaro.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias