Seleccionar página

Biden omite consenso internacional y autoriza suministro de armas de racimo a Ucrania

Fuser News

07/07/2023
Biden omite consenso internacional y autoriza suministro de armas de racimo a Ucrania
Estas armas están prohibidas por la comunidad internacional debido a sus efectos duraderos sobre la población civil.

S. Arias

El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Joe Biden, autorizó el suministro de bombas de racimo a Ucrania, una decisión controversial que viola una ley estadounidense y se opone a un tratado internacional ratificado por 110 países.

El mandatario ordenará el viernes la retirada de dichas municiones del Departamento de Defensa, eludiendo una norma del Congreso que limita la trasferencia de este armamento, si tiene una tasa de falla del 1% o más.

Las últimas evaluaciones de estas bombas basadas en pruebas de 2020, reseñan una tasa de falla del 2,35%. Sin embargo, los funcionarios alegan que “las están seleccionando cuidadosamente para enviarlas a Ucrania”, confesó el general y portavoz del Pentágono, Patrick Ryder.

Actualmente no existe una excepción a esta ley, Biden la está pasando por alto. Para ello, el jefe de Estado quiere emplear una disposición de la Ley de Asistencia Exterior, que permite al presidente brindar ayuda, independientemente de las restricciones de la exportación de armas, siempre y cuando determine que es de “interés vital de la seguridad nacional de EE.UU”.

La medida se produce en medio de las preocupaciones de occidente sobre la contraofensiva rezagada de Kiev ante Moscú y por la disminución de las existencias de artillería convencional.

Las municiones de racimo son armas diseñadas para ser lanzadas desde el aire o disparadas desde tierra, que contienen numerosas submuniciones o submuniciones explosivas más pequeñas.

Estas submuniciones se dispersan en el aire y se esparcen sobre un área extensa antes de detonar. El propósito de las municiones de racimo es causar daño a gran escala, afectando a múltiples objetivos en una misma zona.

¿Por qué están prohibidas?

Estas armas están prohibidas por la comunidad internacional debido a sus efectos duraderos sobre la población civil y el riesgo que suponen para la vida y la seguridad de las personas.

Pueden causar daños graves en el momento de la detonación, pero también representan un peligro a largo plazo debido a las submuniciones sin explotar que pueden quedar esparcidas en el terreno.

Estas submuniciones pueden permanecer activas durante años, representando una amenaza para los civiles, especialmente niños, que las encuentren por accidente.

Demostrando un amplio consenso, un total de 110 países han ratificado la Convención sobre Municiones en Racimo, un tratado internacional que prohíbe el uso, producción o almacenamiento de estas armas.

Actualmente, ocho de los 31 miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), incluyendo EE.UU., no han querido firmar, tampoco Rusia ni Ucrania.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias