Seleccionar página

Ambientalistas condenan extracción de petróleo en Alaska aprobada por Biden

Fuser News

13/03/2023
Se estima que en el área de perforación se producirían más de 239 millones de toneladas métricas de gases de efecto invernadero durante los 30 años de vida del proyecto.

Fusernews

La aprobación por el Gobierno de Joe Biden de un enorme proyecto de extracción de petróleo en Alaska, a cargo de Conoco-Phillips y que incluye hasta 199 pozos en total, enfureció a los grupos ambientalistas de Estados Unidos (EE.UU.), pues consideran que va en contra de las promesas del mandatario de frenar el cambio climático.

La aprobación del gran proyecto de perforación Willow por parte de la Oficina de Administración de Tierras permitirá tres sitios de perforación, por cuanto se denegarán otros dos sitios propuestos para el proyecto.

La empresa ConocoPhillips, con sede en Houston, renunciará a los derechos sobre unos 68.000 acres de arrendamientos existentes en la Reserva Nacional de Petróleo de Alaska.

La orden no fue firmada por la secretaria del Interior, Deb Haaland, sino por su adjunto, Tommy Beaudreau, quien creció en Alaska. Haaland guardó un silencio notable sobre el proyecto, al que se había opuesto como congresista de Nuevo México antes de convertirse en secretaria del Interior hace dos años.

Los activistas climáticos se indignaron porque Biden aprobó el proyecto, que dicen que pone en riesgo su legado climático. Aprobar el plan de perforación incumple la promesa de campaña del presidente norteamericano de detener nuevas perforaciones petroleras en tierras federales, argumentan los ecologistas.

Según AP, no es probable que el anuncio de este lunes sea la última palabra, ya que se esperan litigios por parte de grupos ambientalistas, que han promovido la campaña #StopWillow en las redes sociales y califican la aprobación por la administración de Biden como traición.

Gases de efecto invernadero

«Esta decisión da luz verde al 92% de las perforaciones petroleras propuestas (por ConocoPhllips) y entrega uno de los ecosistemas intactos más frágiles del mundo al gigante petrolero», enfatizó la presidenta de Earthjustice, Abigail Dillen. “Esto no es liderazgo climático”.

Biden “está aprobando un proyecto que descarrila sus propios objetivos climáticos”, condenó Dillen, cuyo grupo prometió emprender acciones legales para bloquear el proyecto.

Christy Goldfuss, exfuncionaria de la Casa Blanca en la gestión de Obama que ahora es jefa de políticas en el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales, afirmó que estaba «profundamente decepcionada» por la decisión de Biden de aprobar Willow, que BLM estima que produciría más de 239 millones de toneladas métricas de gases de efecto invernadero durante los 30 años de vida del proyecto, aproximadamente igual a las emisiones combinadas de 1,7 millones de automóviles de pasajeros.

“Esta decisión es mala para el clima, el medio ambiente y las comunidades nativas de Alaska que se oponen y sienten que sus voces no fueron escuchadas”, dijo Goldfuss.

La alcaldesa de la ciudad de Nuiqsut, Rosemary Ahtuangaruak, cuya comunidad de unas 525 personas es la más cercana al desarrollo propuesto, expresó abiertamente su oposición, preocupada por los impactos en el caribú y los estilos de vida de subsistencia de sus residentes. “Mis electores y mi comunidad soportarán la carga de este proyecto con nuestra salud y nuestros medios de subsistencia”, puntualizó.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias