Seleccionar página

Amazon emitió cerca de 13.000 llamados de atención a sus trabajadores en 2020

Fuser News

12/07/2022
Amazon emitió cerca de 13.000 llamados de atención a sus trabajadores en 2020
“Documentos de comentarios de apoyo” de Amazon revelan que la empresa mide rutinariamente el desempeño de los trabajadores en detalle y amonesta a aquellos que no cumplen con las expectativas.

R. Vásquez

Trabajadores de Amazon denunciaron que los estándares de supervisión y control de la compañía genera fuerte presión sobre los empleados, lo que impulsó los esfuerzos de sindicalización en todo el país.

De acuerdo con Gerald Bryson, extrabajador del almacén de Amazon en Staten Island, Nueva York, Estados Unidos, la oficina votó para convertirse en la primera agencia organizada de Amazon en la nación norteamericana, de acuerdo con el grupo laboral independiente «Amazon Labor Union», creado en abril de 2021, tras los múltiples “documentos de comentarios de apoyo” donde se confirmó que la empresa medía rutinariamente el desempeño de los trabajadores en detalle y amonestaba a aquellos que no cumplían con las expectativas.

Además, los documentos que fueron revelados en respuesta a una queja de la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB) sobre el despido de Bryson en abril de 2020, señalaron que en 2020 la compañía emitió más de 13.000 llamadas «disciplinas» en el mismo almacén donde trabajaba Bryson y que tenía cerca de 5.300 empleados en ese momento.

Ante el despido de Gerald Bryson, la directora regional de la oficina de Brooklyn de la NLRB, Kathy Drew King, manifestó que la junta «ha buscado enérgicamente» el cumplimiento de la ley laboral por parte de Amazon.

En abril, un juez de derecho administrativo ordenó la reincorporación de Bryson después de descubrir que la compañía lo había despedido ilegalmente al protestar por las condiciones de seguridad en el lugar de trabajo. Sin embargo, Amazon apeló la decisión del juez y expresó en un comunicado que la empresa despidió a Bryson por difamar a un colega durante una manifestación en el estacionamiento del almacén, acusación negada por el extrabajador.

Bryson, ahora organizador sindical, que no está seguro de regresar. “Si vuelvo a cruzar esas puertas, les demostraré a los trabajadores que pueden luchar”, dijo.

Amonestaciones por parte de la compañía

Amazon le dijo al juez en el caso de Bryson que no podía cumplir con las demandas de la NLRB en una citación para proporcionar los miles de avisos disciplinarios que entregó a los empleados durante ese año, calificando el requisito de «indebidamente oneroso».

Sin embargo, la empresa proporcionó estadísticas de lo que llamó «disciplinas», que incluyen despidos, suspensiones y advertencias, en tres almacenes, además entregó más de 600 avisos para trabajadores entre 2015 y 2021 que fueron positivos, negativos o neutrales.

La agencia Reuters detalló que entre las infracciones documentadas por Amazon destacaron el “estar fuera de la tarea durante seis minutos en junio de 2018, lo que resultó en una reprimenda que recibió un trabajador de almacén de Carteret, Nueva Jersey.

También mencionaron un cumplimiento del 94% de la meta de productividad de la empresa en lugar del 100%, en referencia al caso de un trabajador del mismo almacén de Nueva Jersey había superado las expectativas, sin embargo, la gerencia de Amazon le advirtió en octubre de 2017 sobre una posible terminación si no mejoraba su tasa de escaneo y verificación de artículos, que bajó a 164 por hora, cuando el objetivo de la compañía es alrededor de 175 por hora.

Asimismo, hubo llamados de atención de Amazon que surgieron al exceder por cuatro minutos el tiempo de descanso; así como cometer cuatro errores en la selección de artículos que ordenaron los compradores en una sola semana de la primavera de 2019, ante 15.800 artículos que sí fueron seleccionados de manera correcta.

En los últimos años, los trabajadores de Amazon demandaron mejoras salariales y la empresa elevó su salario inicial promedio para el personal de operaciones de EE. UU. a más de $ 18 por hora, aproximadamente un 10% más que la remuneración promedia de Walmart, el empleador privado más grande de los Estados Unidos.

No obstante, los empleados manifestaron luego de la medida una mayor carga emocional, entre ellos Roshawn Heslop, un empleado del muelle de barcos en North Haven, en Connecticut., quien manifestó que el estrés lo llevó a arremeter contra el gerente en un llamado de atención en noviembre de 2019 después de que un gerente lo confrontó por dejar su puesto. «Estoy haciendo mi puto trabajo», dijo Heslop, según un resumen de recursos humanos del incidente.

En la actualidad, Heslop, de 28 años, aún trabaja para Amazon y asegura que la empresa no respeta a los trabajadores como él, expresó que “no importa cuánto trabajo o qué tan bien trabajo, es un juego que no puedes ganar”.

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies