Seleccionar página

Alex Saab cumple 700 días secuestrado mientras EE.UU. continúa dilatando proceso de liberación

Fuser News

13/05/2022
Alex Saab - secuestro - 700 días - Camilla Fabri Saab
La administración de Washington busca con el cautiverio de Alex Saab amenazar, a través de la justicia estadounidense y los bulos informativos en los medios de comunicación, al Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

El diplomático venezolano secuestrado por Estados Unidos (EE.UU.), Alex Saab, cumple 700 días de cautiverio, tiempo en el que ha sufrido vejaciones contra sus derechos fundamentales y torturas no solo de índole físico, sino también contra sus emociones al ser alejado casi por dos años de su familia.

El 12 de junio de 2020 las autoridades gubernamentales de Cabo Verde acataron una orden de EE.UU. para retener en su territorio, por más de un año, a Alex Naín Saab Morán, que cumplía en ese momento funciones como un Enviado Especial de Venezuela ante la República Islámica de Irán debidamente acreditado, lo cual le permite gozar de inmunidad diplomática sustentada en el Derecho Internacional y la Convención de Viena para el desarrollo de la relaciones amistosas entre los países.

En octubre de 2021, en vísperas de celebrarse las elecciones presidenciales en el país africano, las salientes autoridades aceleraron el traslado ilegal de Alex Saab al territorio norteamericano, consumando así el segundo secuestro, con un estilo muy parecido al de los Extraditables colombianos de la década de 1990.

Así como Pablo Escobar hizo de los secuestros su marca personal para presionar cambios en los gobiernos de aquel entonces, igualmente la administración de Washington busca con el cautiverio de Alex Saab amenazar, a través de la justicia estadounidense y los bulos informativos en los medios de comunicación, al Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

El motivo es no perdonar que el embajador Saab lograra sortear las medidas coercitivas unilaterales impuestas por EE.UU. contra la economía de Venezuela, y trajera al pueblo de la nación bolivariana alimentos, medicinas y artículos de primera necesidad, en una época difícil de la cual los venezolanos están levantándose.

Inmunidad diplomática

En 700 días de secuestro, la defensa del diplomático ha demostrado en los diferentes escenarios jurídicos la inmunidad de la que goza Saab desde abril de 2018, fecha en la que fue designado como funcionario del Gobierno venezolano.

Una de las últimas acciones fue introducir ante la Corte de Apelaciones del undécimo circuito de Georgia un recurso para que la justicia determinara y reconociera la ilegalidad del caso por violar la inmunidad diplomática de Saab.

Sin embargo, a principios de mayo dicho tribunal usó un subterfugio legal para dilatar el proceso y envió a la defensa a agotar todas las instancias en el circuito judicial de Miami, donde el juez Robert Scola lleva el caso por el supuesto delito de “conspiración”, dejando en claro el carácter político de la judicialización contra Alex Saab.

El caso se puede volver contra EE.UU.

La decisión del juzgado de Georgia no descartó la inmunidad diplomática de Alex, porque esto marcaría un nefasto precedente para las relaciones diplomáticas mundiales que podría volverse en contra de los embajadores, cónsules y representantes estadounidenses fuera de su país.

El abogado Itamar Martínez analizó esta situación en un reciente webinar sobre las implicaciones de la decisión, concluyendo que el caso de Alex Saab marcaría un “precedente atroz”, porque deja abierta la puerta al “encarcelamiento, imputación o condena de agentes diplomáticos en pleno ejercicio de sus funciones”.

“Evidentemente el principal afectado sería EE.UU., ya que al tener desplegados tantos diplomáticos alrededor del mundo, otros Estados pudiesen tomar de ejemplo sus propios criterios judiciales para la persecución de estos diplomáticos sin importarle que gocen de inmunidad”, advirtió el colegiado venezolano.

Torturas contra Alex Saab

Aparte de la trasgresión del derecho internacional y de las relaciones diplomáticas, el Gobierno de EE.UU. ha vulnerado la integridad de Alex Saab con torturas físicas y negándole el acceso a servicios médicos, sin importar que el Enviado Especial de Venezuela sea un sobreviviente oncológico.

“Una vez que fue secuestrado estuvo sin agua, sin luz y sin ningún tipo de derecho, fue torturado”, recuerda la esposa del diplomático, Camilla Fabri Saab.

Camilla denunció que la comunicación que mantiene con Alex, a través de correos electrónicos, llega cada cinco días, mientras a los reclusos de ese mismo centro penitenciario en EE.UU. les llega de manera inmediata. Asimismo, las llamadas telefónicas le recuerdan cada un minuto que está siendo grabada.

La celda del diplomático ha sido diseñada, incluso, de una manera que afecte sus emociones para intentar doblegarlo, al dejarlo en un cuarto donde todos los objetos son de color gris.

Durante su secuestro, ambos padres de Alex Saab fallecieron a causa de la pandemia del Covid-19, mientras su pequeña hija ha sufrido el alejamiento forzado de su padre por los caprichos políticos de un Gobierno que viola sus derechos humanos.

Pero, por increíble que parezca, Camilla Fabri ha resaltado que su esposo se mantiene “sorprendentemente fuerte, porque sabe que es inocente”.

 

 

Comparte este artículo

Síguenos en Google News

Sigue a Fuser en Google News

Quiero recibir las noticias